Blog Karma Yoga Shop

Compatibilidad de piedras: nuestra guía completa

¿Haces tus primeros pasos en litoterapia y te preguntas sobre la compatibilidad de las piedras? ¿Te preocupas ligeramente sobre la posible incompatibilidad de algunas piedras, que sin embargo llevas juntas?

¡No te hagas más mala sangre! No hay ningún riesgo en mezclar los cristales, incluso los más opuestos. Como máximo, creas una señal vibratoria confusa.

En realidad, algunas combinaciones funcionan simplemente mejor que otras. Y juiciosamente asociadas, ¡las piedras en litoterapia pueden hacer maravillas!

Sus poderes se refuerzan mutuamente e incrementan así sus respectivas virtudes.

He aquí por qué es interesante tener algunas nociones de base sobre la compatibilidad de las piedras.

¿Se ha avivado tu curiosidad como litoterapeuta en ciernes? Si es así, ¡sigue la guía!

¿Por qué combinar las piedras en litoterapia?

Posiblemente ya te hayas dado cuenta recorriendo nuestro blog o a lo largo de tu propia experiencia: una piedra en concreto puede tener numerosos beneficios. Un cristal que contiene una vibración única, correspondiente a virtudes particulares sobre el plano espiritual, emocional y físico. ¡Tanto poder para un objeto tan pequeño!

¿Por qué, entonces, no asociar entre sí varios cristales, para reforzar estos fantásticos efectos? Puedes probar muchas combinaciones de piedras compatibles para ayudarte a alcanzar algunos objetivos, mejorar tu salud, encontrar la paz interior… El universo de los cristales es un campo infinito de potencialidades, tanto desde el punto de vista de las combinaciones posibles como de los objetos dirigidos para su utilización.

Como verás, basta, para asegurarse de la eficaz de una combinación, con aplicar algunas reglas básicas y tener confianza en la intuición. Pero ante todo, ¿qué puede aportarte una asociación adecuada de tus piedras de litoterapia?

Reforzar un efecto concreto en el cuerpo

Gracias a su huella vibratoria específica, las piedras tienen, como ya sabes, una acción particular sobre los cuerpos vibratorios y el cuerpo físico. En una perspectiva inmediata, podemos utilizarlas para sanar, reequilibrar, armonizar y revitalizar cuerpo y mente.

Por lo tanto, podrías emplear una combinación particular de piedras diferentes para incrementar la acción directa en el ser. Varias piedras con energías y virtudes similares no serán más fuertes juntas, ya que sus ondas entrarán en correspondencia y se amplificarán mutuamente. Esto tendrá por efecto reforzar sus beneficios espirituales, emocionales y físicos.

Más particularmente, seleccionaremos una combinación de piedras por su efecto inmediato sobre los chakras, o centros de energía del ser. De hecho, es especialmente su acción sobre estas ruedas energéticas que confiere a las piedras sus virtudes sobre el cuerpo. Estimulando y reequilibrando los chakras, las piedras favorecen, de hecho, la salud física, mental, emocional y espiritual.

De esta manera, imaginamos que deseas reforzar tu sentimiento de seguridad, tomando contacto con la tierra y sintiéndote apoyado/a por esta. Entonces elegirás asociar piedras que favorecen el anclaje actuando en el chakra raíz, como la piedra de lava y el jaspe rojo.

Para aclarar la mente y los pensamientos, combinarás el cristal de roca con la amatista, eficaces sobre los chakras del tercer ojo y el chakra corona.

Para la sanación del corazón y de los traumas psicológicos, la rodonita, combinada con el cuarzo rosa, hará maravillas ayudándote a digerir tus emociones difíciles.

Apoyar una intención

La influencia de las piedras en nuestra vida se extiende más allá de sus virtudes inmediatas sobre el cuerpo y la mente.

Cada piedra y asociación de piedras emite de hecho una vibración que, si sana y refuerza los diferentes componentes del ser (cuerpos físicos y vibratorios), anima también al desarrollo de ciertas condiciones externas. En otras palabras, puedes crear también una combinación única de piedra para favorecer la armonía y la satisfacción en todos los campos del día a día.

Una combinación así reforzará las energías de las piedras que la componen, mientras emite una señal vibratoria poderosa total, en combinación con tu intención. Elegirás entonces tus piedras según lo que deseas cultivar o crear en tu vida. Es además el principio de la parrilla de cristales, método avanzado y refinado de combinación de las piedras del que nosotros hablamos en este artículo.

Por ejemplo, suponemos que deseas generar una abundancia material más grande. Combinarás entonces la pirita, piedra de la suerte, con el citrino. Para invitar la compasión y el amor, una magnífica combinación a realizar es el cuarzo rosa y la malaquita. El primero te ayudará a crear una bella relación, la segunda te animará a nutrir y cultivar esta relación con tu corazón.

Explotar las acciones energéticas complementarias

Algunas combinaciones de piedras deben evitarse por su acción opuesta, como veremos más abajo. Sin embargo podemos combinar piedras con efectos diferentes, pero complementarios, para una energía total más rica. Al mismo tiempo, la poderosa energía de una piedra en un polo del ser será contrarrestada por la acción de otra.

Nos beneficiaremos enormemente de una combinación de piedras cuidadosamente seleccionadas interesándonos especialmente por su acción en los chakras (¡otra vez ellos!).

Tomamos el ejemplo de la celestina. Esta corresponde a chakra corona y favorece, por lo tanto, la inspiración conectando el espíritu a las dimensiones superiores de la existencia. Insuflando ideas nuevas e intuiciones a la mente, una piedra así podría inspirar “demasiado” el espíritu, abrumándolo de información. Combinar la celestina con una piedra de anclaje como el jaspe rojo, vinculado al chakra raíz, ayudará por lo tanto a dar una dimensión terrestre a estas inspiraciones. Hará que el usuario estructure sus ideas y actúe concretamente en la materia para dar forma a la información recibida.

compatibilidad piedras

¿Qué pasa si combinas piedras incompatibles?

Antes de guiarte en las combinaciones a preferir o evitar, queremos tranquilizarte de inmediato: no corres un gran riesgo si combinas piedras incompatibles. 😉

No, ¡no vas a desencadenar las fuerzas destructivas del Universo!

“He combinado la shunguita con el cristal de roca, ¿voy a crear el caos en mi sistema vibratorio/un agujero negro interdimensional en mi salón?”

Posiblemente te plantees este tipo de preguntas desde el principio de la lectura. A cualquier interrogación catastrófica que concierne a una mala combinación de piedras, respondemos: ¡no te preocupes! No hay ningún efecto de riesgo en combinar entre ellas las piedras vibratoriamente incompatibles. Al menos, ningún riesgo serio.

En realidad, la peor cosa que puede pasar es atenuar o anular los efectos de las piedras entre ellas, o crear una señal energética nublada. Podrías sentir también los efectos de este mensaje vibratorio borroso, pero otra vez, ningún daño grave debes temer.

¿Cómo saber si mi combinación no es ideal?

¿Te lanzas a una combinación de piedras y no estás seguro de la eficacia de tu mezcla? Una vez más, no temas, simplemente estate a la escucha de tus sentimientos. Tu intuición y sensaciones físicas serán en todos los casos los mejores barómetros para determinar la compatibilidad de tus piedras.

Así como avanzábamos más arriba, una combinación no óptima tendrá una vibración confusa. Esto podría traducirse en tus sentimientos por una ligera sensación de fatiga, una neblina mental o malestar. Podrías también simplemente “saber” que tu combinación no funciona. En todos los casos, una señal interior te indicará que algo suena mal.

Ten confianza en el momento de combinar varias piedras, es un paso esencial, ya que últimamente, cada uno tiene su propia experiencia y sus propias afinidades con los cristales. Sin embargo, podemos fiarnos también pragmáticamente del sentido correcto así como de una o dos reglas básicas para hacer mejores combinaciones.

¿Qué asociaciones debes evitar?

Las piedras con efectos contradictorios

Para la compatibilidad de las piedras, una regla básica, basada en la lógica, es evitar las asociaciones de piedras que tienen efectos opuestos. Así, si puedes asociar sin problema dos piedras muy diferentes por sus efectos complementarios, asegúrate de que sus vibraciones no se anulen entre sí. Se trata de prevenir la creación de una señal vibratoria confusa, que tendría la combinación menos eficaz.

Por ejemplo, consideramos que la howlita y la lepidolita son piedras incompatibles en litoterapia, debido a sus efectos inversos. De hecho, mientras que la howlita, vinculada a la energía de la vida, tiene un efecto energizante, la lepidolita es un verdadero calmante mineral. Combinando estas dos piedras, no te beneficiarás completamente de sus beneficios respectivos, ya que sus efectos tendrán tendencia a anularse. O incluso, como una “ducha escocesa vibratoria”, a veces te estimulará, a veces te relajará, lo que a la larga podría cansarte.

Sin embargo, te aseguramos una vez más: no hay peligro si asocias dos piedras incompatibles, por ejemplo porque te gustan sus colores. ¡Simplemente no te beneficiarás completamente de sus respectivas energías!

Algunas combinaciones a evitar

Aquí te mostramos algunas pistas para evitar combinar piedras incompatibles:

  • De manera general, proscribir la combinación de piedras energizantes (ej.: hematita, jaspe rojo, howlita y citrina) + piedras calmantes (ej.: ágata azul, celestina, lepidolita, fluorita, larimar y apatita): esta combinación, como hemos explicado, tenderá a anular los respectivos efectos de las piedras,
  • La shungita es preferiblemente llevarla o utilizarla sola, ya que tiende a absorber la energía de otros cristales,
  • La turquesa no se asocia bien con la amatista,
  • El ojo celestial (u obsidiana arcoíris) tiende a dispersar la energía de las piedras cercanas, se empleará mejor sola,
  • El shiva lingam, también, disipa las vibraciones de los minerales situados en proximidad,
  • El cristal de roca amplifica las energías de las otras piedras. Por lo tanto, debes mantenerte alejado de las piedras cuya vibración debe ser limitada.

compatibilidad piedras

¿Cómo combinar bien las piedras?

¡Para una combinación exitosa de tus piedras, puedes optar por las piedras compatibles a diferentes niveles! Aquí tienes algunas ideas que te garantizarán los mejores resultados.

Por color

Uno de los métodos más simples para asegurarse asociar piedras compatibles es combinarlas por colores. De hecho, la vibración de los cristales que presentan el mismo color, incluso en diferentes tonos, es a menudo similar.

Este método es perfecto si no eres todavía familiar con las diferentes propiedades de las piedras en litoterapia.

Puedes servirte de una rueda de colores, o círculo cromático, para hacerte una idea de la compatibilidad de las piedras en el plano vibratorio. Utilizando esta herramienta, te darás cuenta de que también es posible asociar colores vecinos entre sí, como el azul y el violeta, o el rojo y el naranja.

Por elemento

Un excelente medio de asociar eficazmente las piedras es elegirlas según su elemento. Como posiblemente sepas, cada cristal en litoterapia corresponde a uno de los cuatro elementos cardinales: agua, tierra, aire y fuego.

Su vibración y sus efectos corresponden especialmente a este elemento, es entonces recomendable asociar piedras a los elementos similares o complementarios.

Aquí tienes algunas piedras principales de cada elemento:

  • Agua: amazonita, aguamarina, ágata azul, apatita verde, crisocola, larimar, lepidolita, ópalo,
  • Tierra: aventurina, hematita, obsidiana negra, peridoto, pirita, cuarzo ahumado, rodonita, ojo de tigre,
  • Aire: amatista, apatita azul, azurita, fluorita, labradorita, lapislázuli, piedra de luna, sodalita,
  • Fuego: cornalina, citrino, ágata fuego, ámbar, calcita, jaspe rojo, rodocrosita, shiva lingam.

Si deseas combinar elementos complementarios, debes saber que el aire funciona armoniosamente con el fuego, ¡mientras que el agua y la tierra trabajan muy bien juntas!

Por intención

¡Seleccionar las piedras según una intención particular es también una bella manera de combinar los cristales! Asociar minerales que tienen un efecto beneficioso sobre un aspecto particular de la vida, reforzará tu intención creando las condiciones vibratorias adecuadas.

Sus energías amplificarán mutuamente, creando una señal vibratoria global y poderosa, que penetrará en tu día a día y será enviado al Universo. Basta con conocer los campos en los que están asociadas las diferentes piedras. Aquí ya tienes algunas ideas para empezar:

  • Atraer el amor: cuarzo rosa, rodonita, rodocrosita, aventurina rosa
  • Cultivar la abundancia: pirita, citrino, jade verde, aventurina verde
  • Estimular la creatividad: apatita, celestina, sodalita, heliolita (piedra de sol)
  • Despertar la intuición: labradorita, lapislázuli, azurita, amatista
  • Conectarse a los planos superiores y a los guías: celestina, cristal de roca, cianita
  • Estimular la concentración: hematita, fluorita, ojo de tigre, cristal de roca
  • Mejorar el sueño: ágata azul, lepidolita

Por acción de uno o varios chakras

Finalmente, ¡puedes seleccionar también tus piedras según su afinidad con los chakras o centros de energía del cuerpo!

Varias piedras actuando sobre el mismo chakra, cada una a su manera, tendrán por efecto equilibrar y vitalizarlo. Los beneficios energéticos, emocionales y físicos asociados no tardarán en notarse.

Por lo tanto, para el chakra raíz, vinculado al anclaje elige mezclarlo con el granate, la obsidiana, el ónix, la hematita, la piedra de lava.

Para el chakra sagrado, lugar de la sexualidad y de la autoestima, elige el ámbar, la cornalina, la piedra de sol y el ojo de tigre.

El chakra del plexo solar, asociado a las relaciones interpersonales, se verá reforzado por la calcita y el citrino, también por el ojo de tigre.

Para el chakra del corazón, lugar de la compasión y del Amor, la malaquita, el cuarzo rosa, la crisicola y la rodonita harán maravillas.

El chakra de la garganta, centro de la comunicación y de la expresión personal, encontrará grandes aliados en el lapislázuli, el larimar, la aguamarina y la amazonita.

Para estimular el chakra del tercer ojo, opta por la sodalita, la amatista y la azurita, que te ayudarán a abrir tus percepciones.

La piedra de luna, la amatista, el cristal de roca y la selenita, finalmente, estimularán el chakra corona, lugar de la conexión con el Universo y los planos superiores.

Así como precisamos anteriormente, no dudes en combinar piedras que corresponden a chakras diferentes, para beneficiarte de sus efectos complementarios.

Podrás por ejemplo mezclar piedras de anclaje (chakra raíz) con piedras de conexión con lo divino (chakra corona), para dar una estructura y de la materia a tus inspiraciones.

¿Este artículo sobre la compatibilidad de las piedras te ha sido útil? No dudes en compartirla con los tuyos. 🙂

¡Síguenos en Facebook!