Blog Karma Yoga Shop

Malaquita: Virtudes, Propiedades y Poderes

malaquita virtudes

De motivos extraños y circulares que bailan sobre una superficie verde intensa… No hay duda, el aspecto único de la malaquita contribuye a su éxito en el mundo de los minerales.

Pero, más allá de su magnífica belleza natural, se la aprecia sobre todo por su presencia terapéutica y refrescante.

¿Sabías, por ejemplo, que es muy solicitada por su capacidad de hacernos ver las cosas bajo una nueva luz? Sí, si necesitas cambiar tus antiguas costumbres y adoptar otro punto de vista, la malaquita te dará la inspiración necesaria…

Será también una ayuda preciosa para abrir tu corazón a los demás, así como para regular problemas físicos.

Pero esto no es todo… ¡Sumérgete con nosotros en el mundo verde de la malaquita y sus virtudes para saber más!

malaquita virtudes

La malaquita, la esencia de la Madre Tierra

¿Ya te has dejado absorber mientas observas una malaquita? Si este es el caso, su verde generoso y sus motivos hipnóticos te envolverán. Su apariencia posiblemente te haya recordado la exuberancia de los bosques o la tranquilidad de las extensiones verdosas…

Es, de hecho, toda la complejidad y la belleza de la naturaleza que parecen cristalizados en esta magnífica piedra. Parece reflejar las virtudes de la vivacidad, abundantes y siempre en evolución.

Su nombre vendría del griego “malakos”, que significa “dulce” ¡y no sorprende! Su aura apaciguadora es como una ligera brisa que viene a tranquilizar y refrescar la mente.

Bastante común, se encuentra en Chile, los Estados Unidos, África del Sur, Australia, Rumanía, Rusia, Zaire y Congo. Repartida de manera homogénea, desde siempre ha ocupado un lugar importante en varias culturas como piedra de abundancia y de desarrollo.

De esta manera, por ejemplo, los faraones del antiguo Egipto, solían ponerla bajo sus tocados para asegurar un reinado justo. Su tranquila energía les ayudaba a tomar las decisiones orientadas hacia el crecimiento y prosperidad de su pueblo.

El verde del nacimiento y de la renovación

Intrínsecamente vinculado a las energías que regulan la vivacidad, del nacimiento a la desaparición, la malaquita es primeramente una piedra de creación.

Es conocida también en algunas regiones del mundo como la “Piedra de las Comadronas”. En Suiza, especialmente, se sigue manteniendo cerca de las mujeres en cinta para asegurar un embarazo y un nacimiento sanos.

Su vibración se asocia a la concepción en el sentido general de la palabra. Se recurre a ella para la creación, ya se trate de tener un niño o empezar un proyecto. Como un destello verde que abraza el alma, da el impulso dulce y firme necesario para el comienzo. Ayuda a que nuestras inspiraciones vengan al mundo.

La malaquita es por lo tanto una piedra de concepción… pero también de renacimiento. Cristalizando la eterna renovación que corresponde a la primavera, nos apoya a sanar, reencontrar nuestras fuerzas o empezar de nuevo. Ayuda a transformar lo antiguo en nuevo, a aprovechar la nueva energía para calmar lo que está herido y reinventar lo que está obsoleto. En este sentido, tiene un efecto similar a la labradorita.

Tenerla a nuestro lado nos permite estar en contacto con la naturaleza cíclica del Universo, en perpetua invención y reinvención. Nos recuerda que todo puede ser reparado, y todo puede evolucionar en otra dirección, más acorde con nuestro corazón.

La malaquita o la energía de crecimiento

Observa por un instante el mundo vegetal: te darás cuenta de que todo crece regularmente y sin esfuerzo. Todo, en la naturaleza, está siempre por desarrollarse y esto comprende también nuestra propia existencia. De hecho, como los árboles y las plantas, evolucionamos sin cesar, tengamos o no consciencia, y la malaquita está también ahí para acompañarnos en este proceso.

Nos alienta a enraizarnos firmemente en nuestra vida, para crecer mejor y hacer crecer nuestros proyectos. Su energía generosa “nutre” su entorno, ayudando al florecimiento de lo que le rodea. Como la Madre Naturaleza, apoya y tiene cuidado de su portador con constancia.

De esta manera, ahí donde la fotosíntesis permite que las plantas transformen la luz captada en energía para redistribuirla, el verde de la malaquita absorbe y emite una vibración fortificante. Un verdadero apoyo mineral para nuestro desarrollo

malaquita
Malaquita pulida

¿En qué puede ayudarte la malaquita?

Recurre a la malaquita y a su magia natural por sus virtudes calmantes, su vibración anclada y su presencia generosa. Sus ondas serán beneficiosas para curar, crear, recrear y transformar.

Su vínculo particular con el chakra del corazón, además, del que hablaremos más adelante, te ayudará a cultivar un equilibrio entre protección y apertura del corazón.

Intégrala en tu vida para:

  • Acompañarte en la curación de tus traumas,
  • Animarte a evolucionar y a tomar riesgos,
  • Calmar los problemas físicos femeninos,
  • Desarrollar las relaciones felices,
  • Ser constante en tus proyectos y cultivar la abundancia.

Virtudes y propiedades

Plano mental y emocional: calmar y animar

La malaquita y sus beneficios serán una excelente compañía si estás es una fase de recuperación, ya sea física o emocional.

De esta manera, en el plan físico, invítala en tu vida para beneficiarte de su presencia reconfortante. Piedra de sanación del corazón, ayudará a resurgir los sentimientos profundos y las emociones reprimidas, para permitir ser vividas completamente. Será también de un gran apoyo para curar los traumas, y para tratar la depresión y la ansiedad.

Asociado al chakra del corazón, te ayudará también a reconocer tus emociones diarias y a honrar la de los demás desarrollando tu empatía. Te impulsará a tomar consciencia de tus sentimientos, incluso los más difíciles, a acogerlos y expresarlos.

Excelente para los tímidos (como la hematita), la vibración benevolente y conectada a la tierra de la malaquita te ayudará a centrarte en ti mismo. Con ella, será más fácil reencontrar tu confianza en ti, e incluso a aceptar ser visto o reconocido. Si eres artista de escenario, por ejemplo, será ideal para ayudarte a aceptar ser por un momento el centro de atención.

De hecho, artistas o no, no es fácil para muchos de nosotros recibir aprecio y amor de los demás. Es ahí donde la malaquita puede intervenir, ¡abriendo tranquilamente nuestro corazón, asegurándonos que sí, tenemos derecho a este amor!

malaquita
Pulsera “Energía” en Malaquita – Karma Yoga Shop

Plano espiritual: purificar y transformar

Sobre los planos invisibles del ser, las ondas refrescantes de la malaquita actuarán como un excelente desintoxicante. Mineral opaco y denso, su acción consiste más bien en absorber la energía que emite. Será por lo tanto eficaz para limpiar las malas energías y otras poluciones vibratorias presentes en tu cuerpo sutil. Colócala en lugares de tu cuerpo que parecen en tensión o desequilibrio, ¡y ella se encargará del resto!

Una acción purificadora que también aplica a tu espacio vital. No dudes en integrarla en tu casa para contrarrestar las ondas negativas que provienen del exterior, como las radiaciones o perturbaciones electromagnéticas.

Desde un punto de vista metafísico, la malaquita, asociada a la evolución constante, te hará aceptar dulcemente las variaciones y los movimientos de la existencia. Dado que nada es fijo y que la única certeza es el cambio, ¡también puedes relajarte y acoger lo que está por llegar!

La malaquita, asociada al chakra del corazón, te ayudará a mantener este último abierto a la novedad. Te inspirará a dejar ir lo antiguo cuando no te conviene más y a concentrarte en lo nuevo. Es excelente para cerrar un tiempo tu cofre de la memoria y mirar al futuro con confianza.

Con sus motivos parecidos a los ojos, podrá incluso hacerte ver o percibir por avanzado las circunstancias nuevas que se perfilan en el horizonte para ti…

Plano físico: curar y equilibrar

Con su vínculo estrecho a los ciclos naturales, la malaquita es ideal, en el plano físico, para ayudar a armonizar y regular el aparato sexual femenino. Será eficaz para calmar los problemas vinculados a las reglas, como el síndrome premenstrual. Se utilizará también para sanar las infecciones sexualmente transmisibles.

Es también reconocida por sus beneficios sobre problemas de salud varios. Es tanto útil contra los sudores fríos, como para aliviar el asma y las dificultades intestinales y renales. Se emplea también para la tensión arterial, la epilepsia y los vértigos.

Mantenla también cerca de ti si te estás recuperando de una herida: favorecerá la reparación de los tejidos.

Finalmente, se utiliza para estimular el sistema inmune, ¡y es por lo tanto, una preciosa aliada para estar en forma todo el año!

malaquita
Malaquita bruta

La malaquita en el día a día

Amor y relaciones

En el mundo de los cristales, de sus virtudes y de su simbología, la malaquita es reconocida como la guardiana del corazón. Su vibración resuena particularmente con esta región del ser. Es por lo tanto un apoyo fantástico para entretener las relaciones armoniosas y satisfactorias. Aquí tienes el porqué: la malaquita es única, ya que llena una doble función de apertura y de protección del corazón.

De esta manera, cuando estamos demasiado en guardia, por ejemplo, a causa de un pasado relacional difícil, nos ayuda a abrirnos de nuevo. Si tus precedentes relaciones te han herido, invita su presencia verde y nutritiva a tranquilizar tus miedos, para dejar entrar el afecto que tienes hoy. Te ayudará, a continuación, a nutrir tus relaciones con tu presencia única.

La malaquita ayuda a regular las válvulas sutiles del corazón. Te apoyará para determinar quién dejar entrar y mantener en tu vida, protegiéndote de las relaciones tóxicas. Mantenla cerca de ti para regar y cultivar las conexiones beneficiosas y “desherbar” los vínculos malignos.

Finalmente, es ideal para las nuevas relaciones, ¡ya que ayuda a mantener la flexibilidad y la curiosidad en esta fase de descubrimiento!

Trabajo y abundancia

Toma algunos instantes para imaginar tu espacio natural preferido. Aquel en el que vas a estar para purificar y recargar tus baterías. Si es un bosque, por ejemplo, no puedes más que admirar la exuberancia que te rodea, numerosas especies vegetales con ramificaciones infinitas de ramas. Todo, en la naturaleza, ¡es abundancia!

El verde profundo de la malaquita está ahí para recordárnoslo. Esta es una piedra perfecta para cultivar tu abundancia personal, ya sea material o espiritual.

Primero, te ayudará a reconocer todas las riquezas de las que te beneficias cotidianamente. Tus bienes materiales y tu situación financiera forman parte, tanto la vegetación que hay a tu alrededor o la belleza gratuita del cielo en el crepúsculo.

La malaquita también está presente para animarte a desarrollar tus proyectos con implicación y constancia. Con ella, tus ideas echarán raíces firmemente y podrán desarrollarse plenamente, ¡aportándote al mismo tiempo éxito y prosperidad!

¿Cómo utilizar la malaquita?

La malaquita y los chakras

La malaquita está vibratoriamente indicada para el chakra del corazón, o anahata en sánscrito. Actúa en el centro de nuestros sentimientos, responsable de nuestra percepción emocional del mundo y de nosotros mismos. Es el que regula lo que acogemos en nuestra vida, así como lo que rechazamos, basándonos en lo que sentimos profundamente.

Combinando la malaquita con anahata, aplicas a este centro de energía una vibración verde y calmante, que la acompañará en este rol de apertura y protección. Al mismo tiempo, dotas este chakra de una ayuda mineral para mantener equilibrio y funcionar de manera óptima.

Con la malaquita, podrás conectarte mejor a tus emociones, captar su mensaje y aceptar su naturaleza cíclica.

Con sus dibujos en la superficie que recuerdan los ojos, puede asociarse también al chakra del tercer ojo y estimular de esta manera las percepciones extrasensoriales.

Llevado en joyas

Con su verde abundante y sus motivos voluptuosos, la malaquita es desde siempre apreciado como adorno. En el antiguo Egipto, se utilizaba por ejemplo en polvo como sombra de ojos o en suntuosas joyas.

Hoy en día, llevarlo en joya confiere a cualquier atuendo un bello toque de naturaleza, fresco y vivo. Es además, como para cualquier mineral, un excelente medio para beneficiarse de sus propiedades sobre el cuerpo y la mente.

Lleva por ejemplo esta pulsera en malaquita para mantener un flujo constante de energía verde y beneficiosa en todo el ser. Puedes llevarla también en colgante. Un colgante en malaquita, situado cerca del chakra del corazón, podrá también desplegar todos sus beneficios y apoyar este centro de energía.

malaquita
Pulsera “Energía” en Malaquita – Karma Yoga Shop

En meditación

La malaquita revela nuestras verdades interiores, ayudándonos a tomar consciencia de lo que está profundamente enraizado en nosotros. Intégrala en tus meditaciones, también para concienciarte de tus bloqueos interiores y tus heridas, como de las verdaderas aspiraciones de tu corazón.

También te podrá ayudar a superar tus costumbres y patrones disfuncionales, ligados al pasado y que necesitan evolucionar. Cotidianamente, durante una meditación, ten la malaquita en una mano y expresa en voz alta lo que te bloquea o lo que deseas cambiar en tu vida. Encontrarás la inspiración para determinar la próxima acción a cumplir.

Finalmente, utiliza la malaquita en una meditación de reconexión a la Tierra. Como un cordón eléctrico invisible, su energía natural te ayudará a restablecer el contacto con la presencia nutritiva de nuestro querido planeta.

¿Qué piedras utilizar con la malaquita?

Pudiendo combinarse con un gran número de otros cristales, la malaquita parece funcionar particularmente bien con el cobre. Este último tiende de hecho a amplificar las propiedades de la piedra verde profundo.

Los cuarzos como el jaspe rojo también combinan bien con la malaquita. La vibración de fuego de este cristal le aportará de hecho un suplemento energético estimulante. ¡Una excelente combinación para aumentar tu inspiración y tu capacidad de acción!

La malaquita y los signos astrológicos

Piedra de primavera, la malaquita vibrará armoniosamente con el signo de Tauro, nativo del mes de abril y de mayo. Le apoyará en su naturaleza anclada y afectuosa. ¡Al mismo tiempo, animará este signo estable a ir un poco más allá de su obstinación natural parar encarar el cambio y la novedad!

La malaquita también tendrá un efecto beneficioso particularmente en Escorpio, que encontrará en ella un apoyo eficaz para transformar su energía en acción productiva. Estimulará finalmente la faceta creativa y artística de los Cáncer.

¿Cómo limpiar la malaquita?

En este momento de tu lectura, posiblemente deseas saber cómo recargar la malaquita. Debes saber que esta piedra bastante delicada requiere un cuidado particular para su limpieza.

De esta manera, para limpiar bien tu malaquita, evita el agua y la sal, que corren el riesgo de dañarla. Utiliza preferiblemente métodos de recarga suaves, como la recarga a la luz natural. También puedes optar por la purificación por sonido, con boles cantores o por humo con la ayuda de salvia o incienso.

¡Aprovecha este momento para crear un pequeño ritual! Puedes rodearte por ejemplo de plantas o flores primaverales, o incluso aislarte en un lugar natural. Mientras purificas tu malaquita, imagínala llenándose de energías terrestres y liberarse a cambio de todas las energías bajas acumuladas.

Mis últimas reflexiones sobre la malaquita

Adornada con su verde penetrante, recordando la armonía y la abundancia de la naturaleza, la malaquita acompaña el ser humano en su eterna evolución arborescente.

Calmante y regeneradora, vibra de una energía suave, participante a nuestra sanación y nos anima siempre a inventarnos y reinventarnos.

Sus raíces vibratorias se extienden en nuestro ser, pudiendo conectarnos con nosotros mismos para brindar la atención, la implicación y la energía necesarias para hacer crecer lo que es importante para nosotros.

Los motivos circulantes que ornan su superficie, nos recuerdan que la vida funciona en ciclos. Siempre podemos elegir dejar ir lo antiguo, acoger lo nuevo y volver a empezar…

¿Fascinado por las virtudes y beneficios de la malaquita? ¡Comparte es artículo con tus amigos y familiares!

¡Síguenos en Facebook!