Blog Karma Yoga Shop

Lapislázuli: Virtudes, Propiedades y Poderes

lapislázuli virtudes

Azul noche, incrustado de estrías y de manchas doradas, el lapislázuli cautiva por su belleza y su aura apaciguadora. Su magnífico color se ha utilizado por el ser humano desde milenios, tanto en cosmética como en pigmento para la pintura.

Piedra de sanación y de calma, es también reconocida por sus numerosas virtudes tranquilizadoras y estimulantes. Se emplea desde siempre para tratar numerosos problemas físicos, del dolor de garganta a los musculares.

Símbolo de suerte y autoconfianza, su influencia beneficiosa se extiende a más allá de sus efectos inmediatos sobre el cuerpo. Recurrirás a él para reencontrar tu anclaje, dirigir bien tus proyectos profesionales y ayudar a que tus relaciones florezcan.

Te ayudará también a desarrollar tu intuición, a retomar contacto con tu sabiduría interior para vivir una vida acorde con tu corazón.

¿Intrigado por el lapislázuli y sus propiedades? ¡Sigue la guía!

lapislázuli virtudes

El lapislázuli, la fuerza del azul

De un color índigo profundo a azul verdoso, emitiendo una vibración poderosa y anclada, en lapislázuli es un mineral extraordinario. Con sus incrustaciones nacaradas y doradas, seguramente te habrá evocado la serenidad de un cielo estrellado.

Compuesto esencialmente de lazurita, pertenece a la familia mineral de los silicatos. Las manchas blancas y doradas que lo salpican, respectivamente, a la presencia de calcita y pirita.

Su nombre proviene del latín “lapis”, que significa piedra y del persa “lazhward” y luego “lazul” en árabe, para azul. Un nombre de origen híbrido que refleja su importante rol en el seno de variadas culturas.

Los principales yacimientos de lapislázuli se sitúan en Afganistán, donde se encuentran los más bellos especímenes y en Chile. También está presente en Birmania, Ángola, América del Norte y Pakistán.

El lapislázuli a través de los años

La utilización y el significado del lapislázuli remonta a la época mesopotámica, donde ya se comerciaba. Este mineral tenía una importancia estratégica en las relaciones entre los diferentes estados que componían esta civilización. En la actual Siria, una de las cunas de la sociedad mesopotámica, importantes cantidades de lapislázuli fueron exhumados, especialmente bajo la forma de estatuillas de animales. Estas últimas son un testimonio del valor también material como espiritual del lapislázuli para los mesopotámicos.

En el Egipto antiguo, se utilizaba como cosmético por su magnífico color. Por otra parte, sus incrustaciones doradas se percibían como los ojos de los dioses observando los hombres desde el cielo nocturno. Los sacerdotes sanadores usaban el poder del lapislázuli para contribuir a tratar ciertas afecciones.

Tuvo su entrada en Europa en el siglo V. En la Edad Media, su pigmento se empleaba especialmente por los monjes para realizar sus iluminaciones, esas decoraciones que ilustran los manuscritos. El mismo Miguel Ángel recurrió enseguida al azul fascinante del lapislázuli para realizar su legendario fresco sobre el techo de la Capilla Sixtina.

La piedra de la confianza

Desde siempre, el lapislázuli ha sido apreciado por su misterioso índigo incrustado de oro, al igual que sus propiedades particulares. Observa un lapislázuli y una calma profunda se instalará en ti, igual a la quietud del cielo nocturno. A su contacto, retomas contacto suavemente con tu serenidad y tu sabiduría interior…

Mate y poderoso, el lapislázuli emite una energía beneficiosa, capaz de calmar la nerviosidad y el estrés de su poseedor. Por lo tanto, es un aliado fantástico para reencontrar su equilibrio y confianza, particularmente en las personas que padecen ansiedad. Su poder relajante, de hecho, también es muy bueno para el dolor.

Además de tranquilizar el pensamiento y aliviar los dolores físicos, el lapislázuli es un excelente fortalecedor natural. Dándole de nuevo vigor al cuerpo y a la mente, ayuda a recargar sus baterías, aumentando su concentración.

También es muy apreciado por su influencia beneficiosa en el ámbito relacional. Alentando a su portador a desarrollar su autonomía y seguridad, ayuda, de hecho, a reencontrar su propia voz y a expresarse de manera más auténtica.

Conectado a los planos sutiles del ser, el lapislázuli te apoya para reestablecer el vínculo con tu saber intuitivo y tu sabiduría profunda. Es también por eso que la confianza en uno mismo regresa fácilmente en presencia de un lapislázuli: con él, tú tienes una conexión más clara con la parte de ti que sabe ya lo que es bueno para ti.

Toma el lapislázuli y benefíciate de su presencia benevolente en todos los aspectos de tu vida, de tu salud a tu fortuna.

lapislázuli virtudes¿En qué puede ayudarte el lapislázuli?

Alentando tu bienestar global, la energía tranquilizadora del lapislázuli infunde en todas las áreas de tu existencia. Invitándolo a tu día a día, te beneficias de su presencia reconfortante de muchas maneras:

  • En el plan físico, contribuye a aliviar los males de todo tipo, desde la migraña a los dolores musculares.
  • En el plan mental y emocional, además de mantener la concentración y el pensamiento creativo, da coraje y seguridad.
  • Del punto de vista espiritual, su conexión particular al chakra de la garganta te empuja a expresarte según tu verdad interior. Su vínculo al chakra del tercer ojo estimula tu intuición y tus capacidades de clarividencia.
  • En las relaciones y en el amor, te ayuda a afirmarte, a tener confianza en ti y en el otro.
  • En el trabajo, finalmente, desarrollas con él una seguridad en tus proyectos.

Prosigue tu lectura para saber más sobre las propiedades del lapislázuli…

Virtudes y propiedades

Plan mental y emocional: reencontrar tu fuerza interior

Excelente apoyo del pensamiento, vinculado a la esfera mental, el lapislázuli te ayudará globalmente a desarrollar tus capacidades intelectuales.

Sus ondas poderosas contribuirán, de hecho, a incrementar tu concentración, desarrollando tu atención al detalle y tu mente analítica. Es por esto que el lapislázuli está aconsejando para las funciones que requieren discernimiento y capacidad para desarrollar el razonamiento. Los periodistas, psicólogos o universitarios, por ejemplo, extraerán grandes beneficios de su vibración.

También será eficaz para mejorar la memoria, al igual que la pirita. Recuérdale que te evoque un recuerdo preciso, o bien haz una lista mental de tus tareas futuras a cumplir. ¡Te acompañará al mismo tiempo para organizar mejor tu día!

El lapislázuli será de gran refuerza si te sientes sobrepasado por tus emociones, que contribuirá a moderar. Si tienes tendencias empáticas que te hacen padecer los sentimientos de los demás, te ayudará también a mantenerte anclado.

Cuando llegue la noche, su presencia apacible calmará los sentidos estimulados por los acontecimientos del día. Contribuyendo a la distensión mental y sensorial, te acompañará, de hecho, hacia un sueño reparador. Su influencia beneficiosa te seguirá, posiblemente, incluso hasta en tus sueños. Gracias a él, tus sueños serán dulces, incluso inspiradores: ¡algunas ideas brillantes podrían venirte durante la noche!

Plan espiritual: expresarse auténticamente

En los planos energéticos, el lapislázuli y su fuerte vínculo con el chakra de la garganta tendrían un fantástico impacto sobre tu expresión personal. Centro de la palabra y la voz auténtica, el chakra de la garganta, reforzado por el lapislázuli, funcionará de manera óptima.

Con un lapislázuli cerca de ti, serás de esta manera más apto a decir lo que piensas, o más bien, lo que sientes profundamente. Envuelto por su cálida y benevolente energía, sabrás colocar mejor las palabras que son importantes para ti.

Su vibración tranquilizadora te ayudará asimismo a lograr un estado de calma interior, disminuyendo la actividad mental. El lapislázuli es en este sentido, un excelente apoyo para la meditación. Ayuda a cultivar tu facultad para contemplar la vida, a veces necesaria en un día a día rico y activo.

El lapislázuli mantiene también un vínculo particular con el chakra del tercer ojo, centro de la percepción clara. En el plano sutil, su acción te permite de esta forma, agudizar tu intuición y desarrollar tu clarividencia.

Te ayuda a estar en contacto con tu sabiduría interior, que posee la verdad sobre lo que te corresponde auténticamente. Recurre, por ejemplo, al lapislázuli para tomar decisiones incluso sin conocer todos los elementos de una situación futura. Frente a múltiples elecciones, la energía suave y poderosa del lapislázuli te ayudará a sentir el avance a la situación que resonará mejor contigo.

Pulsera Mala en Lapislázuli – Karma Yoga Shop

Plan físico: atenuar los dolores

Gracias a su fuerte poder calmante, el lapislázuli es ideal para aliviar todos los problemas físicos vinculados al estrés y a la tensión.

Al igual que la amatista, será por lo tanto, un aliado a elegir si sufres dolores de cabeza o vértigos debidos al agotamiento. Utilízala también para apaciguar los dolores musculares generados por un estado de tensión prolongado.

En litoterapia, las propiedades fortalecedoras del lapislázuli son también empleadas para ayudar el sistema inmunitario. Es por consecuencia, un perfecto aliado para vivir en plena forma a lo largo del año, sobre todo cuando las temperaturas disminuyen. Eficaz especialmente contra los dolores de garganta, participa generalmente para combatir las inflamaciones.

Se utiliza finalmente para prevenir y tratar los problemas de piel, como el eczema o incluso la caspa.

¡Es, entonces, la piedra perfecta para una energía y un tinte radiante!

En lapislázuli en la vida diaria

Amor: vivir las relaciones de acuerdo con uno mismo

En el ámbito relacional, el lapislázuli es primero una piedra de sanación. Si te sientes atascado por las viejas heridas causadas por las relaciones pasadas, el lapislázuli te ayudará a sanar y avanzar.

Te acompañará así hacia una mejor comprensión de tus traumas personales, para abordar tu relación en un nuevo día. En amor, particularmente, te alentará a reencontrar esperanza y optimismo, y a tomar tu vida romántica de la mano.

Invita también el lapislázuli a tu vida para encontrar o reencontrar confianza en ti. Su presencia apaciguadora te acompañará hacia un mejor anclaje y más seguridad. Si eres más bien de tipo ansioso, ¡será un gran amigo para elegir en las situaciones que te estresan, como las ocasiones sociales o las citas amorosas!

Podrías sorprenderte por el efecto “revelador” del lapislázuli, piedra de la honestidad, y su influencia sobre tu capacidad a ser tú mismo. ¡No es casualidad su vínculo con el chakra de la garganta, centro de la expresión personal! Su energía tan particular, ayudando a su portador a anclarse en sí mismo, lo invita de hecho a expresar claramente lo que piensas o sientes.

Te apoyará para comunicar de forma justa con tus allegados y tu compañero, preservando a la vez tus necesidades y las suyas. Con un sentido más afilado de tus verdades interiores y de tus valores, no te culpabilizarás más de ser auténtico.

De hecho, el lapislázuli te ayudará a cultivar un amor sano de ti mismo, en tus defectos como tus cualidades. ¡Para sacar a la luz esta persona fantástica que eres al natural! Al mismo tiempo, aprenderás a dirigir tu afecto y atención hacia las personas que saben apreciar tu “verdadero” yo.

En la pareja, el lapislázuli tendrá un efecto a la vez armonizante y estimulante. Mejorará la cualidad de la comunicación, poniendo a cada uno a ser transparente sobre lo que ella/él desea.

Contribuirá también a disipar todo sentimiento de irritación entorno al otro. Sus olvidos y pequeños reveses serán más fáciles de tolerar y ver con una ternura más bien que con molestia. Por ejemplo, tú no le culparás más de haber (todavía) olvidado de alimentar el gato o salir a sacar la basura… Al mismo tiempo, el lapislázuli ayudará a reforzar el sentimiento de amor por el otro… incluso reavivar una pasión extinta. 😉

Trabajo y abundancia: hacer fortuna

Con sus incrustaciones de pirita, que recuerdan la abundancia del oro y su azul profundo, no es sorprendente que el lapislázuli sea tradicionalmente símbolo de la suerte y la riqueza. Su vibración alentará un estado mental positivo sobre el mundo y te será de una gran ayuda para encontrar tu buena fortuna.

El lapislázuli te exigirá asimismo, poner atención a numerosas y pequeñas (y grandes) cosas que hacen tu vida agradable. Con él, tomarás consciencia de la abundancia y de la belleza que te rodea.

Invoca también el lapislázuli para aumentar la concentración y ser minucioso a pesar del estrés, especialmente en el trabajo o en tus proyectos profesionales y creativos. Desempeñarás bien tus taras con confianza y eficacia.

Se dice también que el lapislázuli mantiene la mente abierta a nuevas ideas. Si debes hacer prueba de originalidad y creatividad en tu actividad, sea cual sea, esta piedra te ayudará a encontrar la inspiración. Estimulará tu facultad de desarrollar una visión nueva y tener un impacto positivo sobre el mundo que te rodea. ¡Tus talentos y tu expresión única, podrían ser exitosos!

Estar más alineado en tus elecciones conectándote a tu intuición

Como se menciona anteriormente, el lapislázuli es un formidable aliado mineral para tus capacidades intuitivas y extrasensoriales. Te apoyará para tener una percepción clara sobre tus circunstancias exteriores.

Llévala en joyas o en piedra rodada en tu bolsillo y serás más capaz de hacer tus elecciones basándote primero en tu sensación. Te guiará diariamente hacia las decisiones alineadas con tu camino único.

Conectado a tu sabiduría interior, avanzarás en la vida con más seguridad, ya que sabrás que tus acciones son tomadas a partir de tu naturaleza profunda.

Pulsera Mala en Lapislázuli – Karma Yoga Shop

¿Cómo utilizar el lapislázuli?

Si su azul noche y sus paletas doradas ya han conquistado tu corazón y te preguntas cómo utilizar el lapislázuli, debes saber que puede ser utilizado de muchas maneras:

  • Vinculado al chakra de la garganta, te ayudará a expresarte de manera auténtica.
  • Llevado en joyas, su vibración calmante te envolverá continuamente.
  • Utilizado en meditación, participará en la activación de energías de sanación de tu cuerpo.

El lapislázuli y los chakras

El lapislázuli corresponde, para empezar, al chakra del tercer ojo, centro de la visión clara. Centro de la palabra y de la autoexpresión, el chakra de la garganta es también uno de los centros de energía que entran más en resonancia con este mineral. Este último ayudará a equilibrar estos chakras y de esta manera a asegurar su buen funcionamiento en el plan energético. Resultará para ti una mejor capacidad de expresarte de manera justa y verdadera y una percepción más agudizada.

Para aplicar las propiedades del chakra del tercer ojo, colócalo en la piedra rodada sobre el punto entre los dos ojos. También puedes deslizarlo sobre tu almohada en el momento de irte a la cama. Su energía contribuirá a “abrir” el tercer ojo, estimulando sus capacidades energéticas naturales. Practicas regularmente, estas técnicas te ayudarán a tener consciencia progresivamente de tu intuición y de tus sutiles sentimientos, para una mejor guía en el día a día.

Para utilizar el lapislázuli en relación con el quinto chakra, puedes por ejemplo, colocar la piedra en cabujón o en forma bruta justo al lado de tu garganta, en posición acostada. Deja que la energía de la piedra se infunda para apaciguar los problemas vinculados con esta región, ya sean físicos o emocional. Asimismo, puedes emplear este método también para tratar un mal de garganta, como para superar tu timidez o tu dificultad a hablar en público.

Llevado en joyas

Si deseas saber cómo llevar el lapislázuli, habrás comprendido ciertamente que será idealmente exhibido cerca de la garganta. Lleva por ejemplo un collar o un colgante en lapislázuli.

Además de su belleza y elegancia, un objeto así difundirá su energía beneficiosa continuamente, especialmente en esta región del cuerpo a la que está asociada.

Te beneficiarás también muy bien de las virtudes del lapislázuli, llevándolo en pulsera o pendientes, por ejemplo.

En meditación

Incorpora el lapislázuli y sus buenas ondas en tu práctica meditativa, llevándolo en joyas como describimos anteriormente, o en piedra para el pulgar en tu mano.

Sus efectos calmantes y revigorizantes sobre el cuerpo y la mente, te ayudarán a reencontrar tu calma interior. Activará también tus energías de sanación naturales si estás en fase de remisión de una enfermedad.

Se utiliza finalmente para una meditación que implica una forma de concentración, sobre un objeto o sobre la respiración por ejemplo. El lapislázuli te ayudará a focalizar tu atención y a dirigir tus energías como lo desees.

Incorpórala también en una meditación para tener una percepción más agudizada y completa sobre una situación donde te faltan informaciones concretas. Su acción sobre el tercer ojo te ayudará de hecho a anticipar los acontecimientos o a comprender mejor las cosas que favorecen la intuición.

¿Qué piedras utilizar con el lapislázuli?

Se puede decir que el lapislázuli es relativamente “flexible” vibracionalmente. Se asocia, de hecho, muy bien con la energía de un gran número de piedras.

De manera general, asociaciones de colores similares, o con cristales también vinculados al chakra de la garganta, serán siempre acertados.

Sin embargo, los efectos sobre la confianza en uno mismo del lapislázuli, serán particularmente magnificados por el cristal de roca o el cuarzo rosa. Mientras que el cristal de roca añadirá su acción clarificante, el cuarzo rosa aportará por su parte una energía compasiva, útil para sentirse aún más confiado.

El lapislázuli como piedra de nacimiento

De manera general, el lapislázuli es la piedra de nacimiento del mes de diciembre. En el punto de vista zodiacal, corresponderá particularmente con los signos Sagitario, Acuario y Piscis.

De esta manera, apoyará a los Sagitarios en su tendencia natural a explorar la vida en profundidad, a ir “al fondo de las cosas”. Su energía alentará también a los Acuarios a seguir siendo creativos e innovadores. En el amor, resonará muy bien con el modo relacional de los Piscis, basado en la intuición y apertura de corazón.

Recarga del lapislázuli

Como ya sabrás posiblemente, existen muchos métodos para recargar los cristales.

Si te preguntas cómo purificar el lapislázuli, debes saber que le beneficiará particularmente una recarga de luz natural.

Coloca por ejemplo tu lapislázuli al sol para limpiar las energías acumuladas durante su utilización e incrementar su vibración. Sin embargo, asegúrate de limitar el tiempo de exposición al sol, ya que la piedra es relativamente sensible.

Para un modo de purificación más suave, puedes recargar también tu lapislázuli a la luz de la luna. Preferirás una noche de luna llena, donde la luz del astro es la más poderosa.

¿Cómo reconocer un verdadero lapislázuli?

Antes de lanzarte a la búsqueda de tu lapislázuli, ¡debes saber que esta piedra es una de las más imitadas del mundo mineral! Es entonces esencial saber reconocer un verdadero lapislázuli, especialmente porque las técnicas de imitación se han perfeccionado con el tiempo.

Puedes efectuar algunas verificaciones simples para esto.

Primero, un verdadero lapislázuli se mantendrá frío al tocarlo, mientras que uno falso tenderá a recalentarse en tu mano. También será difícil de dañar. Puedes, por ejemplo, testear tu ejemplar frotándolo contra el vidrio. Si no presenta marca, es probablemente auténtico

Además, si tu piedra es azul pero no tiene incrustaciones blancas o doradas (calcita o pirita), podrías estar tratando con una sodalita, no un lapislázuli. En general, las manchas doradas del lapislázuli natural reflejarán la luz del sol.

Finalmente, presta atención al color de tu mineral. El verdadero lapislázuli tendrá un azul profundo, mientras que una imitación será más opaca y apagada, incluso grisácea.

Pulsera Mala “Expresión & Confianza” en Lapislázuli – Karma Yoga Shop

Mis últimas reflexiones sobre el lapislázuli

Como un cielo nocturno, el lapislázuli, con sus destellos dorados sobre su azul sedoso, nos invita a contemplar el espacio dentro de nosotros.

Su vibración poderosa nos ayuda a aprovechar este espacio interior para recargar nuestras baterías y caminar con una inspiración renovada.

Amigo benevolente para llevar a mano, nos anima a ser auténticos y amorosos con nosotros mismos y nuestros allegados. A abrir nuestro corazón y nuestra mente a nuevas maneras de ver el mundo, más armoniosos y felices.

Adoptar el lapislázuli, es un poco como introducir un trozo de estrella vibrante en tu día a día, una fuente brillante de confianza, energía y esperanza.

¿Piensas que tus seres queridos podrían beneficiarse también de sus reflejos estrellados y de la energía beneficiosa del lapislázuli? ¡No dudes compartir este artículo! 😉

2 comentarios

¡Síguenos en Facebook!