Blog Karma Yoga Shop

Las piedras del Amor – La guía completa

piedras para el amor

Todos ven el amor florecer en sus vidas, ya sea familiar, romántico o amistoso.

Después de todo, es la energía que sana, nutre, inspira y hace evolucionar. Es de hecho, gracias al amor que nuestras conexiones, con nosotros mismos y con el mundo, se vuelven más felices y armoniosas.

También, ya sea para desarrollar la autoestima, atraer una relación amorosa o aportar paz a nuestras relaciones con nuestros seres queridos, algunos cristales pueden ayudarnos a canalizar la vibración del amor.

Aquí te mostramos nuestra guía completa de las piedras del amor, sus acciones y virtudes concretas…

¿En qué pueden ayudarte las piedras en el Amor?

El Amor… detrás de esta palabra tan bella e intensa, una infinidad de sentido, símbolos y seguramente, sentimientos.

¿Cuando piensas en el amor, qué es lo te produce? ¿Qué imágenes te vienen? ¿Qué emociones te atraviesan? Posiblemente piensas en emociones suscitadas por un nuevo encuentro o esta fuerte conexión en tu pareja, experimentada por los años. O bien, en la ternura sin límites que tienes a tus hijos, amigos, a tu gato. A la gratitud a tus padres o a tu complicidad con tus hermanos y hermanas…

Sí, el amor puede tomar muchas formas y se manifiesta en nosotros con una riqueza infinita de sentimientos. En la escalera de nuestra existencia terrestre, es el agua y el aire de nuestra alma. El elemento vital que sana y nutre, del que no podemos simplemente prescindir. Según muchas tradiciones, es también el principio fundamental del Universo,  el aglutinante que da coherencia y armonía a todo.

Podemos conectarnos a esta energía del corazón de muchas maneras, por la meditación, la respiración o conectándonos a nuestros sentimientos. Pero si te interesa la litoterapia, debes saber que algunos cristales pueden también acompañarnos para atraer y cultivar el amor.

Se pueden emplear así estos minerales para:

  • Calmar las penas del corazón,
  • Crear y mantener lazos felices con nuestros allegados y con nosotros mismos,
  • Invitar el Amor a nuestra vida.

Sanar las heridas del corazón

Todos llevamos en nosotros las heridas heredadas de nuestras experiencias pasadas. Este es un aspecto inevitable de la experiencia humana: atravesar las fases y las pruebas en las que uno se siente rechazado y solo. Hacer frente a emociones a veces muy dolorosas.

De esta manera, uno se puede sentir abandonado después de una ruptura. O bien dejado de lado por sus compañeros de clase cuando era pequeño. Puede ser que hayas tenido experiencias más bien traumáticas donde el amor parecía completamente ausente de este mundo.

Sin embargo, si estas experiencias forman parte de la vida, no hay ninguna razón para que las guardes siempre en ti. Nada de lo que te ha pasado es tu culpa, ya que nadie hace nunca nada malo voluntariamente. No obstante, si estas penas están aún vivas, si las sientes incluso en tu pecho, sobre todo necesitas consuelo. Conectarte al poder apacible del Amor para curar tus heridas.

De esta manera las piedras del amor, vinculadas al corazón, pueden irradiar su presencia compasiva y de esta manera constituir un soporte para reponerte de tu sufrimiento.

Seguramente, no reemplazarán nunca una sesión con un terapeuta, la presencia amorosa de tus allegados y sobre todo la benevolencia de ti mismo. Pero ellas te recordarán que el Amor está siempre ahí y te apoyarán energéticamente para mejorar.

Alimentar las relaciones

Como avanzábamos antes, el amor puede tener mil sabores y puede sentirse y expresarse de una infinidad de maneras en nuestras relaciones. Sin embargo, si este sentimiento poderoso tiene una existencia emocional y energética en nosotros, necesita también ser alimentado a través de nuestras acciones, palabras y pensamientos. Cuando amas a alguien, cuidas de esta persona, la consuelas, le muestras que la amas. En resumen, la energía del amor toma forma a través de tus actos y palabras.

Las piedras para el amor intervienen, por lo tanto, también en este plano: pueden ayudarnos a mantener una presencia amorosa y abierta en nuestras relaciones. Esto concierne tanto nuestros vínculos con los demás (compañeros, familia y amigos) como a nosotros mismos. La energía particular de estas piedras nos ayuda a infundir progresivamente más amor a nuestra vida, tratando a todos con benevolencia y calidez.

El sentimiento de amor puede entonces florecer. Con un amor más fuerte para nosotros mismos y los demás, las dificultades y diferencias pueden superarse. Nuestras relaciones se vuelven armoniosas y satisfactorias, ya que se benefician de una gran apertura del corazón. Invita entonces, también a la vibración de las piedras del amor para cultivar este sentimiento en todas las esferas de tu vida.

Atraer el Amor

Entre los innombrables colores del amor, es algo que buscamos todos/as… El del Amor romántico, ese sentimiento de calidez interior que libera hormonas de la felicidad y nos hace ver el mundo bajo una nueva luz.

En una relación amorosa plena, uno se siente amado/a y apoyado/a por lo que se es y se puede desarrollar así una visión más tierna de uno mismo. Una relación amorosa nos hace crecer con el otro, experimentar y construir juntos. Aprendemos a amar descubriendo lo que significa realmente este verbo… En resumen, ¡nada sorprendente que esta experiencia sea tan codiciada!

Debes saber que las piedras del amor pueden apoyarte ahí: en tu búsqueda del compañero/a ideal, te ayudarán a bajar la guardia, a abrir tu corazón y a conectarte con el amor, para encontrar su equivalente vibratorio en la materia.

Con ellas, un camino hacia el amante perfecto para ti. Y en el camino, te ayudarán a ver todo lo que hace ser digno de ternura y afecto. Solo tendrás que dejarte inspirar por su vibración rosa y cálida…

piedras amor

Las mejores piedras para el Amor

El cuarzo rosa, el cristal del Amor y del corazón

El cuarzo rosa… Ya hayas experimentado o no con las piedras en litoterapia, probablemente ya te hayas cruzado con este mineral tan tierno como poderoso. Este es el cristal del amor por excelencia. Su energía actúa de múltiples maneras sobre el centro del corazón, promoviendo tanto la sanación como la apertura y expansión del ser a través de los sentimientos.

De esta manera, se utiliza primero el cuarzo rosa para sanar las heridas emocionales y los traumas: su presencia amorosa alienta la circulación y calma las emociones difíciles, almacenadas en los rincones del corazón. Promueve una aceptación de los sentimientos que nos atraviesan como una parte integrante de nuestra humanidad. Todo lo que sientes es aceptable y su lugar, el “correcto” como el “malo”. Solamente necesitas un espacio benevolente para acoger las emociones y aprender de ellas y el cuarzo rosa abre este espacio.

En realidad, los rayos reconfortantes y rosas de este mineral te animan a desarrollar una compasión sin límites para ti mismo y los demás. Con él, se despliega el sentimiento de amor y aceptación por quien te ayuda a cultivar la benevolencia en todas las relaciones, favoreciendo así su realización.

Finalmente, la vibración del cuarzo rosa es ideal para invitar el romance en la vida. Si estás solo/a intégralo a tu vida cotidiana y abrirá camino hacia la persona correcta para ti.

Las otras piedras para atraer y alimentar el amor

Rodocrosita

La rodocrosita es un cristal poderoso que entra en resonancia con el chakra del corazón, espacio del Amor y de la compasión. Te ayuda también a tomar contacto con tu niño interior, ¡esta parte de ti que ve la vida como un juego!

Te conecta así con la faceta ligera y juguetona del amor. La rodocrosita te anima a recordarte la alegría y la admiración que acompañan el amor romántico, amistoso o familiar.

Turmalina rosa

Adopta la turmalina rosa primero para ayudarte a sanar las heridas emocionales. Te animará especialmente a acoger y expresar tus emociones de manera constructiva y aliviará tu corazón. Esto podría ser confiando en un amigo familiar cuando estás triste o escribiendo en un diario cuando sientes ira, por ejemplo.

Será, de hecho, una excelente aliada para armonizar las relaciones conflictivas, ayudándote a identificar y a tranquilizar los dolores del pasado que están en juego durante una disputa.

Al mismo tiempo, te ayudará a permanecer abierto/a a los encuentros y es por lo tanto una aliada para acoger un amor nuevo en la vida.

Descubre nuestra selección de joyas en turmalina aquí.

Piedra de luna

La piedra de luna te ayudará a mantener la paz en todas tus relaciones, especialmente tu pareja. Previene así la tendencia a sobreactuar durante una disputa, prefiriendo la comunicación y la apertura del conflicto

Además, trae a la superficie los viejos patrones emocionales para evolucionar hacia las otras maneras de ser. De esta manera, te desarrollarás con los modos de intercambio constructivos con tu compañero, cultivando un acercamiento intuitivo de las necesidades de cada uno.

Nuestros productos en piedra de luna puedes descubrirlos aquí.

Rodonita

La rodonita es el cristal ideal para sanar un corazón roto. Se menciona a menudo a esta como un cristal de ayuda urgente, ya que su energía aporta compasión y perdón a los que la utilizan. Te ayudará, entonces, a hacer el duelo de una relación después de una ruptura.

Es también una piedra poderosa para sanar los traumas emocionales, especialmente después de las experiencias particularmente difíciles. Como el cuarzo rosa y la turmalina rosa, pero de una manera todavía más profunda, te animará en tu proceso de sanación. Con ella, te sentirás capaz de acoger tus más grandes dolores con compasión y paciencia.

Encontrarás nuestros productos en rodonita aquí.

Malaquita

La malaquita es una piedra de transformación. Su energía verde entra en correspondencia con el chakra del corazón, animando la abertura frente a la vida. También con ella, el corazón está receptivo a todas las experiencias y está preparado para aprender y crecer.

Te animará así a cultivar una percepción compasiva de ti mismo, de los demás y de tus circunstancias, para evolucionar hacia relaciones más armoniosas y felices.

Canalizando las energías de la Tierra, será también una piedra para elegir para alimentar y hacer crecer el amor en todas tus conexiones. Te invitará así a cuidar de ti mismo y de tus allegados en el día a día y a cultivar el afecto y la ternura.

Descubre nuestra selección de piedras de sanación en malaquita aquí.

Crisocola

La crisocola es particularmente útil en tiempo de transición, como una ruptura, un divorcio o justo antes de empezar una nueva relación. Ayudando a digerir las emociones difíciles, contribuye a la sanación y a desarrollar una nueva percepción del futuro.

Incrementa también la capacidad de amar, especialmente aceptando al otro por lo que es. Utilízala, entonces, para alimentar los sentimientos de ternura hacia tus allegados y para permanecer abierto a una evolución positiva de tus relaciones.

Jade

El jade, especialmente en su tono verde, es una piedra del chakra del corazón que anima la armonía en las relaciones por su presencia benévola. Como la malaquita, cristaliza las energías de la naturaleza que nutren y elevan el corazón.

Te animará globalmente a apreciar y compartir la abundancia de la vida con los que amas.

Descubre nuestros productos en jade haciendo clic en este enlace.

Kunzita

La kunzita te ayudará a reponerte de tus heridas emocionales heredadas de relaciones pasadas, en particular en la esfera romántica.

Su energía calmante contribuirá a sanar las viejas heridas y a abrir el corazón a nuevas potenciales relaciones amorosas. Es entonces una piedra a elegir para atraer el amor, abriendo tu corazón y espíritu a las oportunidades y encuentros.

Granate

Este bonito cristal rojo-violeta te ayudará a deshacerte de la culpabilidad y de los sentimientos de vergüenza, para apreciarte de nuevo mientras te ayudan. Es por lo tanto una piedra poderosa para cultivar el amor a uno mismo y la apertura para recibir el amor de los demás.

Te animará a avanzar con la consciencia de tu valor y de que mereces sentirte amado/a cualesquiera que sean tus circunstancias.

Prasiolita

Moviliza las energías de la prasiolita o cuarzo prasio, para desarrollar la autoestima y la confianza interior. Animará una apreciación y aceptación más profunda de ti mismo.

Este mineral favorece la gentileza y la compasión y despierta el sentimiento de amor. Recuerda dulcemente que cada uno de nosotros tiene su lugar en el Universo y merece la benevolencia, sin importar cuáles sean sus fortalezas y debilidades.

piedras amor

¿Cómo utilizar las piedras del Amor?

Hacer una parrilla de cristales

¿Conoces la parrilla de cristales? Su principio es bastante simple: se dispone de piedras elegidas por su particular energía y se colocan según una forma concreta. Luego se deja que la parrilla emita su vibración en un espacio cuidadosamente seleccionado, como el salón o la sala de estar. La idea es movilizar también la vibración de cada piedra que compone la parrilla como la energía del conjunto del dispositivo, para apoyar una intención particular.

Para una parrilla de cristales dedicada al amor, selecciona tres piedras para el amor mencionadas en este artículo. El cuarzo rosa es un imprescindible, y se emplea a menudo como piedra central. Añade por ejemplo la malaquita y la rodonita y obtendrás una parrilla poderosa para atraer y cultivar el amor en tu vida.

Meditar con las piedras del Amor

Una excelente manera de utilizar las piedras para el amor es meditar en su compañía. Para hacerlo, empieza eligiendo un momento y lugar tranquilo, favorables a la relajación.

Luego, por ejemplo con un cuarzo rosa o una rodocrosita en la mano, toma algunas respiraciones profundas. Considera un instante tu intención concerniente al amor: ¿Es la sanación emocional? ¿Relaciones más satisfactorias? ¿Un compañero amoroso?

Finalmente, visualiza una luz rosa, roja o dorada emergiendo de la piedra y envolviéndote por completo, creando las condiciones energéticas para la concreción de tu deseo. Si deseas aliviar un peso emocional y experimentas sentimientos intensos durante tu sesión, trata de relajarte en estas sensaciones. Acoge tanto como puedas estos sentimientos, dejando que te atraviesen y expresándolos cuando lo necesites.

Llevarlas en ti

Es una de las maneras más simples pero eficaces de beneficiarte de las energías de tus piedras todo el tiempo. Llevando las piedras para el amor en pulsera o colgante, su vibración baña tu ser por completo, favoreciendo la compasión a lo largo del día.

Así, con una pulsera en cuarzo rosa, por ejemplo, apoyas el centro del corazón, para atraer y alimentar el amor a cada instante en tu vida diaria. Un bonito regalo que puedes hacerte a ti mismo o a aquellos que amas…

¡Síguenos en Facebook!