Blog Karma Yoga Shop

Selenita: Virtudes, Propiedades y Poderes

selenita propiedades poderes

Literalmente “piedra de la luna”, la selenita difunde a su alrededor un halo de paz parecido al de su astro homónimo. Como la dama-satélite, su luz plateada envuelve todo lo que la rodea, favoreciendo la armonía y una conexión a la sabiduría infinita.

Observa una varilla de selenita y sus destellos nacarados y suaves: parecen invitar el mineral a hacer espacio. Esto, disipando los pensamientos confusos y desafiando las percepciones negativas sobre uno mismo.

Con benevolencia, la piedra propone que la mente se conecte a la sabiduría del Universo, en lugar de aferrarse a los viejos patrones.

Por lo tanto, vuelve tu mente al cielo, y tus ojos a la tierra. Vamos a descubrir la selenita y sus muchas virtudes.

selenita virtudes

Selenita: el mineral de la Luna

Casi cada noche, la Luna se acuerda de nosotros. Su cara nacarada aparece entonces por un rincón de la ventana, en un cielo claro. Reina entre las estrellas, esparciendo serenamente su luz sedosa sobre los humanos dormidos. Aquellos que todavía están despiertos y la contemplan, se pierden en su observación.

Los relieves que cruzan su rostro, herencia de millones de años de impactos de meteoritos, no alteran nada su fuerza y belleza. Permanece fiel a su rol de astro nocturno, sanadora, fértil y poderosa. Dejándose llevar en una danza eterna con la Tierra, el satélite es un espejo de nuestra parte femenina. El aspecto de nosotros mismos que nos guía en las noches más sombrías.

Sobre la tierra, su hija cristalina, la selenita, transmite una energía similar, translúcida y beneficiosa. Esta variedad de yeso que se encuentra especialmente en Italia, toma bastante a menudo un tono pálido y luminiscente que recuerda nuestra querida Luna. Sus varillas con ranuras llevan una vibración que calma la mente, indicándole la manera de seguir.

La piedra del resplandor lunar

El nombre de la selenita viene de la palabra selēnitēs, literalmente “piedra de la luna”, que el mismo proviene de selēnē, “luna”. En la mitología griega, Selena es la diosa asociada al astro nocturno.

Envuelta en una corona de luna creciente, Selena personifica el satélite natural, que atraviesa el cielo sobre un destelleante carro para transformar el día dorado en noche plateada. Cuidando y nutriendo, Selena aporta calma a los hombres después de la acción llevada a cabo durante el día. Personifica una sabiduría femenina e intuitiva, al igual que la selenita.

La asociación de la selenita a la Luna se encuentra también más tarde, en la Edad Media. Entonces se decía que la piedra contenía una imagen del astro y crecía o se retractaba según sus fases. Tallada en la fase creciente y decreciente de la Luna, la selenita podía, se creía, inspirar el amor. Asociada a lo femenino y a la gestación, era también garante de un buen embarazo y un nacimiento armonioso. Finalmente, colocada bajo la lengua durante las primeras fases lunares, ayudaba también a predecir el futuro.

Un vector de tranquilidad

Como la suave radiación lunar, la selenita emite una onda perlada que calma la mente y acaricia el alma.

Su energía se vierte sobre los tormentos interiores y los alivia como un bálsamo plateado. De hecho, es un poco la calma serena de la Luna que invade a su portador. Incluso en las tinieblas, el astro está siempre presente, guiando a cada criatura a través de los mundos nocturnos. De forma similar, la piedra nacarada envuelve cualquier espacio y ser de un halo protector y calmante, tanto de día como de noche.

Se dice también que la energía de la selenita es un vínculo luminoso hacia mundos divinos. Su alta vibración resuena de esta manera con los planos superiores de la vida, aquellos de nuestros guías y guardianes. Es entonces ideal para acceder a la guía de estas esferas superiores, haciendo resonar un eco cristalino los mensajes de nuestros aliados.

selenita virtudes
Selenita bruta

¿En qué puede ayudarte la selenita?

Después de esta descripción de la piedra iridiscente, te preguntes posiblemente en qué puede serte beneficiosa… Y te respondemos: ¡de varias maneras!

Ocupará de hecho tu cielo diario irradiando su aura translúcida sobre diferentes aspectos de tu vida. Aquí tienes algunos ejemplos de sus beneficios y poderes:

  • Estabilizar el estado de ánimo,
  • Purificar las energías negativas, tanto en ti como en tu casa,
  • Incrementar la flexibilidad física,
  • Atraer el amor,
  • Favorecer las dinámicas de trabajo constructivas.

Virtudes y propiedades

Plano mental/emocional

La selenita puede primeramente utilizarse para calmar y estabilizar los pensamientos erráticos. Su vibración disipa así la confusión y el caos creados por la mente, vinculándola a la armonía universal. En este sentido, permite un pensamiento tan claro como su superficie translúcida y por lo tanto anima la calma interior.

Los pensamientos emanan ante todo nuestros sentimientos y emociones. También, el efecto calmante de la selenita se extiende más allá de la simple actividad mental. Este cristal baña de hecho todo el ser de su energía suave y tranquilizadora y contribuye de esta manera a tranquilizar las emociones caóticas.

Utilízala especialmente para vencer las dudas sobre ti mismo, la impresión (a menudo falsa) de ser dejado de lado por los demás o incluso los celos. La selenita te recordará que nada está mal o te falta. Tú ya eres perfecto/a, en el sentido de que nada te falta para sentirte amado/a. Simplemente, como todo el mundo, ¡a veces necesitas un poco de luz ahí donde hay sombra!

Plano espiritual

La alta frecuencia de la selenita toca todo lo que la rodea, y estimula un estado mental claro. Un estado en el que todo pensamiento entrante en la consciencia está acorde con la paz y la armonía universales. De forma general, es uno de los mejores cristales para liberar las energías bloqueadas y limpiar las vibraciones bajas. Un efecto purificante que toca tanto los seres que frecuenta como los espacios en lo que se coloca.

De esta manera, recurres a la selenita (como muchos otros cristales) para liberar tus cuerpos físicos y etéricos de poluciones energéticas acumuladas. Como tomas una ducha para lavarte físicamente, sumerges todo tu ser en una luz blanca que despeja pequeñas impurezas.

Colócala también en todos los entornos que frecuentas diariamente, en la casa o la oficina. Protegerá el espacio elegido contra las perturbaciones vibratorias y mantendrá la energía elevada del lugar, así como una atmósfera apacible. Con la selenita en tu salón, ¡te sentirás casi como en Carnac o Notre Dame de París!

Actuando directamente sobre la consciencia y el pensamiento, se dice también que la selenita favorecería los vínculos telepáticos. He aquí un pequeño ejercicio a efectuar: con una selenita en mano, piensa en un objeto, un número o incluso un animal. Y luego, pregunta a un ser querido que trate de “captar” tu mensaje mental.

Plano físico

Se utiliza generalmente la selenita para liberar los bloqueos energéticos en el cuerpo y redirigir esta energía para favorecer la sanación.

Más particularmente, se utiliza a menudo para realinear la columna vertebral. Esto en complemento, claro, ¡de un buen seguimiento médico! Se colocará entonces una varilla de selenita a lo largo de la columna, de abajo en la espalda hacia lo alto de la nuca.

El cristal reforzaría también la estructura profunda del cuerpo mejorando la flexibilidad muscular, así como reforzando los huesos, los nervios y los tendones. Puedes especialmente recurrir a ella para corregir las deformaciones del sistema óseo y estabilizar la epilepsia.

Finalmente, invita a la selenita para cultivar la vitalidad física y sentirte en plena forma y mente clara a lo largo del día.

La selenita en el día a día

Amor y relaciones

Incorpora la selenita en tus relaciones, particularmente en tu vida amorosa y notarás pronto su influencia beneficiosa.

Para los solteros, se dice que la selenita favorece los encuentros… Pero atención, ¡no cualquier encuentro! De hecho, su energía luminosa iluminaría el camino hacia el compañero correcto. Es decir, aquel o aquella que sabrá ver tu belleza única y todo lo que hace de ti la persona maravillosa que eres.

De esta manera, abrirá tu mente a los encuentros potenciales e inspirará nuevos ideales románticos, orientando tu atención hacia las personas que te corresponden realmente. Estos seres que toman el tiempo de apreciarte y honrarte por lo que eres.

Si estás en pareja, la selenita te ayudará a mantener una relación amorosa, basada en la transparencia y la sabiduría de aceptar al otro con todo lo que es. Te ayudará a deshacerte de las energías negativas (pensamientos y emociones) que te pesan para verlo o verla con toda su luz. Como una luna llena en una noche de verano, tu amante iluminará de nuevo tu cielo con todo su resplandor.

Trabajo y abundancia

Integra la selenita en tu vida profesional y financiera y benefíciate de su presencia luminosa de varias maneras.

La bella piedra opalescente puede primeramente conferirte la claridad mental para determinar qué objetivos valen más la pena ser llevados a cabo. Conectándote a tu sabiduría interior y a la guía de los planos sutiles, te señalará el mejor camino a seguir. También, estate atento/a a tus intuiciones cuando estás en su compañía. Las ideas que te inspiran, que provienen de tu consciencia superior o de tus guías, podrían ser las buenas.

Además, si tienes colegas, te animará a delegar justamente las tareas, favoreciendo así las dinámicas constructivas. Contribuirá además a atraer las personas sobre la misma longitud de onda que tú, ¡para una vida profesional agradable y apasionante!

Finalmente, coloca tu confianza en ella para ayudarte a resolver los problemas y desafíos financieros. Con su vibración clara, te indicará las mejores decisiones a tomar para favorecer las ganancias en lugar de las pérdidas. Es por lo tanto también una piedra de abundancia, insuflando a la mente la inspiración y las ideas alineadas con la prosperidad.

selentia virtudes
Selenita pulida

¿Cómo utilizar la selenita?

La selenita y los chakras

Vibratoriamente, la selenita está asociada al chakra corona, situado en lo alto del cráneo. Este centro de energía es la puerta hacia la consciencia del Universo (también llamado Dios en las tradiciones religiosas). Controla especialmente la manera en la que pensamos y actuamos frente al mundo, es el lugar de creencias y consciencia espirituales.

Este chakra está conectado a los planos superiores de la existencia y es por él que transita en nosotros la energía y la verdad universales. Cuando el chakra está equilibrado, favorece además un conocimiento de nuestro lugar único en el Universo y desarrolla la resiliencia. Así, en contacto íntimo con nuestro rol en el mundo, podemos en efecto hacer frente mejor a los avatares y dificultades de la vida.

La selenita permite la activación y el equilibrio de este centro de energía. Estimula por lo tanto la purificación y el despliegue de la consciencia, a los planos mentales como sutiles. Utilízala para mantener tu claridad mental y reforzar tu sentimiento de conexión, en ti mismo como con el resto del Universo. Desarrollarás una profunda paz interior, reposando sobre la sensación de estar apoyado como parte de un todo.

Llevado en joyas

Ameniza tu atuendo con una joya de selenita, para un toque nacarado, delicado y misterioso a tu estilo. En contacto constante con este cristal, también te beneficiarás de su guía y energía clarificante.

La selenita iluminará tu camino a lo largo del día, inspirándote a actuar según tu sabiduría interior. Paralelamente, llevada por ejemplo en pulsera, te ayudará a mantener tu estabilidad emocional. Puro/a de espíritu y de corazón, tus acciones y pensamientos serán justos, orientados a tu paz interior y suscitando la paz en los demás.

En meditación

Verdadero calmante mineral, la selenita que envolverá de una luz apaciguadora y casi mágica, que parece emanar de otro mundo. Es ideal para la meditación y el trabajo espiritual, propicio a la conexión a una consciencia superior y a los guías de otros planos.

Muy poderos vibratoriamente, este cristal traslúcido aclarará tus pensamientos y te acompañará hacia un estado meditativo profundo.

Existe una técnica particular para meditar con la selenita. Durante tu sesión, tumbado/a al sol, coloca una varilla de selenita sobre tu corazón, con la punta en dirección a la cabeza. Si es posible, posiciona una segunda punta tocando tu chakra corona. Una disposición así favorecería las inspiraciones que provienen de las esferas sutiles de la existencia. No tienes más que permanecer abierto a los mensajes que te vienen, bajo la forma de imágenes mentales o intuición.

¿Qué piedras utilizar con la selenita?

Muchas combinaciones son posibles con la selenita, que es un cristal traslúcido, del mismo modo que el cristal de roca, y por lo tanto capaz de aumentar la vibración de las piedras que la rodean.

Un par particularmente eficaz, sin embargo, es la combinación selenita-amatista. Combinada con la bella piedra violeta, de hecho, la selenita desplegará mejor su energía de paz y claridad mental. Esta combinación favorecerá también el desarrollo de las facultades intuitivas.

La selenita y los signos astrológicos

La selenita no tiene asociación con un signo astrológico en particular, ¡lo que la hace una piedra universal! Así, todos los signos podrán beneficiarse de sus virtudes calmantes e inspiradoras.

Ya seas Piscis o Aries, incluir la selenita en tu colección de litoterapia será siempre adecuado. 😉

¿Cómo limpiar la selenita?

Concerniente a la recarga y purificación de la selenita, debes saber que no es exigente. Ten en mente que, como piedra delicada, sumergirla en el agua podría dañarla.

Para limpiar bien tu selenita, opta por métodos de recarga muy suaves. ¡Posiblemente habrás adivinado que la bella piedra nacarada apreciará particularmente un buen baño de luna! Así que exponla algunas horas a los rayos de luna, donde podrá purificarse  y encontrar su vibración más alta.

Mis últimas reflexiones sobre la selenita

Como la Luna, la selenita vierte sus rayos de luz cristalina sobre todos aquellos o aquellas que la frecuentan, en una energía maternal y terapéutica.

Con ella, no hay noche que pueda poner fin a su resplandor interior y el caos intenso de la mente puede siempre volver a la plenitud. Anima a la precisión y apertura de mente y a una consciencia más grande de este inmenso lienzo que es la vida.

Basta con dejarse calmar con las ondas suaves y opalescentes de la selenita para encontrar la calma en uno mismo. Nos damos cuenta, entonces, que nuestro lugar en el Universo ya lo tenemos y que solamente debemos abrazarlo.

¿Inspirado/a por este artículo sobre la selenita? ¿Por qué no compartirlo con tus amigos y familiares? 🙂

¡Síguenos en Facebook!