Blog Karma Yoga Shop

Lepidolita: Virtudes, Propiedades y Poderes

lepidolita poderes

Como pequeñas escamas, cientos de inclusiones minerales brillan en el cristal lila de la lepidolita.

Un encanto para los ojos y un regalo para el espíritu, que se beneficia de la presencia calmante de esta bonita piedra. Su vibración es un efecto reconocido por sus propiedades profundamente apaciguadoras, contribuyendo a calmar el estrés, los miedos y los pensamientos obsesivos.

La lepidolita nos ayuda también a abrir nuestra percepción para adoptar un punto de vista más amoroso sobre nosotros mismos, sobre los demás y sobre la vida. Nos invita a ver más allá de las apariencias, estimulando incluso nuestras percepciones sutiles.

Descripción de la dulce lepidolita, con sus virtudes sobre el alma, la mente y el cuerpo…

La lepidolita, piedra del equilibrio interior

Tocando el alma con sus ondas lavanda, la lepidolita figura entre las piedras más calmantes en la gran familia de los minerales.

Sus inclusiones escamosas centellean con serenidad en su entorno que va del violeta al rosa palo, llevando a todo el ser a su equilibrio natural. Con un poco de atención, se puede incluso percibir su dulce vibración envolvente, que penetra cada célula del cuerpo para establecer la armonía.

Esta piedra con alto contenido en litio, metal especialmente utilizado para tratar los problemas de ansiedad, es un soporte fantástico para calmar los tormentos internos. Su acción contribuye tanto a tranquilizar un pensamiento agitado como a hacer frente a las emociones fuertes, animando a encontrar su centro.

La lepidolita nos beneficia con su presencia calmante de los cuatro rincones del mundo: se encuentra así en Afganistán, Rusia y Brasil, pasando por Perú y Madagascar.

El violeta de la armonía

En litoterapia, si buscas una piedra a la que recurrir para calmar los miedos y centrarte, ¡esta es la lepidolita! Como una amiga, acompaña a su portadora o portador hacia un estado de calma interior, beneficiando a cualquier ser (mental, emocional, sutil) con su dulce energía.

Para empezar, se utiliza para calmar los pensamientos obsesivos, la inquietud y la irracionalidad de la mente. Cognitivamente, ayuda a restablecer una percepción serena de las cosas, apaciguando por ejemplo los escenarios catastróficos que se elaboran en nuestra mente cuando nos enfrentamos al estrés.

Pero su energía calmante viaja más allá incluso de nuestro pensamiento subconsciente para alcanzar las capas más profundas de nuestro mundo interior. Alivia así las corrientes agitadas del sueño, la tristeza y la ira, ayudándonos a hacerle sitio en nosotros mismos. Apoya un mayor espacio de aceptación, donde todo lo que nos perturba puede ser trascendido y volver a ser paz interior.

Con una solidez variable, un cristal de lepidolita es más o menos duro en un lugar u otro de su estructura. Justo en su constitución, la bonita piedra lavanda cristaliza por lo tanto también el equilibrio sutil entre fuerza y fragilidad. Es en realidad una piedra de resiliencia, que promueve la capacidad para continuar creciente a pesar de los fallos y a aprender de las heridas con compasión.

Bajar las escalas de percepción…

Gracias a su efecto profundamente calmante, la lepidolita favorece también una percepción más justa y rica del mundo.

Solo un estado de calma nos permite ver de nuevo nuestra visión de las cosas. Tomamos el ejemplo de un incendio: antes de preguntarse sus causas, es vital apagar sus llamas. Es lo mismo para nuestro funcionamiento interior: primero debemos calmar el fuego del estrés emocional, apagar las alarmas de la mente, antes de poder reconsiderar nuestra percepción.

La lepidolita nos acompaña así en estas dos vertientes: propicia para la calma, propone a continuación aumentar nuestra visión del mundo y de nosotros mismos.

Al igual que su nombre, que viene del griego lepis, que significa “escama”, las escamas delante de nuestros ojos se caen para permitirnos ver claramente.

Es en realidad una piedra de compasión en el sentido etimológico del término, “compasión” que significa literalmente “tener en cuenta lo que es”. La piedra violeta nos anima a tenernos en cuenta a nosotros mismos, a aceptarnos y a ver también el mundo que nos rodea de manera más rica y justa. Nos ayuda también a identificar las fuentes de nuestros tormentos para poder remediarlos.

Se crea un círculo virtuoso, ya que una percepción más clara y compasiva favorece a su vez una paz interior más grande. La neblina de la duda y el miedo se disipa para dar lugar a la confianza en nuestra capacidad de encontrar soluciones y siempre a aceptarnos en el proceso.

Vibratoriamente, la lepidolita actúa también en nuestros centros de la percepción para ayudarnos a ver las cosas claramente y a sentir más allá de las apariencias…

lepidolita virtudes
Lepidolita bruta

¿En qué puede ayudarte la lepidolita?

La presencia calmante y purificante de la lepidolita te acompañará en tu vida diaria para cultivar la armonía y encontrar tu paz interior.

Podrías especialmente adoptarla para:

  • Aumentar tu concentración,
  • Calmar la ansiedad, las emociones y los cambios de humor,
  • Reforzar el sistema inmunitario,
  • Aceptar las dificultades vinculadas a las relaciones,
  • Abordar tu actividad profesional con serenidad.

Virtudes y propiedades

Plano mental/emocional

En el plano mental, la lepidolita te ayudará, como indicamos, a aclarar tus pensamientos alejándolos de las nubes de la inquietud. Favorecerá así una mente clara, basada en una percepción justa de tus circunstancias.

Haciendo esto, será ideal para ayudarte a tomar decisiones llenas de luz, que te llevarán eficazmente hacia tus objetivos. Si tienes objetivos concretos, ya sean personales, profesionales o relacionales, ¡confíalos a la lepidolita! En su presencia, harás mejores elecciones para concretar tus aspiraciones.

De manera general, la lepidolita es una excelente piedra para reforzar tu concentración y afilar tu espíritu analítico. Te animará así a afinar tu comprensión sobre un tema o situación, manteniéndote focalizado sobre cada acción o tarea. Ayuda a poner distancia al desánimo o a la sensación de estar sumergido y tener confianza en tu potencial.

Desdel punto de vista emocional, la lepidolita es perfecta para calmar la ansiedad, los miedos, las inquietudes y el estrés. Sus ondas calmantes ayudan a ir a través de estos sentimientos, al igual que la ira o la tristeza, para encontrar la paz interior y la alegría. Su suave color violeta tranquiliza a su propietario/a sobre su capacidad de vivir los momentos difíciles, para salir reforzado y más resiliente.

Por último, promueve de esta manera una calma profunda y una armonía en todo el ser. Te animará a sentirte menos desestabilizado por las circunstancias y acontecimientos exteriores.

Plano espiritual

Desde un punto de vista espiritual, la lepidolita actúa como un purificante para las capas sutiles del ser. Disipa de hecho los problemas energéticos y favorece la circulación de energías en el cuerpo.

Además, vinculado al chakra del tercer ojo, te anima al desarrollo de las capacidades extrasensoriales, como la clarividencia o la clarisentencia. Te invitará también a reconectar con tu intuición, a tener confianza en mensajes sutiles de tu guía interior.

Al igual que las inclusiones escamosas que brillan en el cristal lavanda, te ayudará a deslizarte hacia una comprensión más justa y rica de la vida que comporta, también muchas capas.

La lepidolita te ayudará, finalmente, a actuar de acuerdo con tu brújula personal. Con ella, serás capaz de ver tus circunstancias más allá de las apariencias. Te ayudará así a realizar acciones basadas en la paz, la armonía y la inspiración más que en el miedo y una visión deformada de las circunstancias.

Plano físico

La lepidolita posee también algunas virtudes remarcables sobre el cuerpo físico. Sería así un buen soporte para vencer las adicciones y la dependencia a algunas substancias tales como las drogas o la nicotina. Es además una piedra ideal para superar finalmente los comportamientos obsesivos y comprender las causas escondidas.

Su efecto armonizado la haría también eficaz para tratar los problemas más graves como la bipolaridad. Sin embargo, es importante recordar que ninguna piedra puede reemplazar un seguimiento médico apropiado. Es por lo tanto para utilizarla únicamente como complemento.

Su alto contenido en litio la convierte también en un buen analgésico natural, actuando al nivel físico para atenuar el estrés y sus consecuencias sobre el cuerpo. Un efecto calmante que la convierte además en una piedra reconocida para un sueño sano y reparador.

Se utiliza también la piedra violeta para absorber las emisiones electromagnéticas. Colócala entonces cerca de tus aparatos electrónicos para protegerte de sus efectos nocivos.

Finalmente, utiliza la lepidolita para estimular tu sistema inmunitario y así ayudar a tu cuerpo a protegerse de las agresiones externas como los virus y los golpes de frío.

La lepidolita en el día a día

Amor y relaciones

Si te enfrentas a dificultades en tus relaciones, ya sean familiares, amistosas o amorosas, la lepidolita es tu aliada. Su energía calmante y benevolente te ayudará a aceptar tus propios sentimientos en un conflicto o una separación y a comprender con compasión. Te invitará a continuación a aplicar esta compasión con el otro.

Nuestras relaciones son espejos que nos ayudan a ver nuestras propias heridas y creencias sobre nosotros mismos y luego a sanarlas. Ellas son así un campo infinito de potencialidades para nuestra evolución, enseñándonos a tratar a los demás, así como a nosotros mismos, con respeto, abertura y amor. Tal es el mensaje de la lepidolita en la esfera relacional.

De esta manera, este dulce cristal te ayudará a digerir los sentimientos de ira durante una disputa o la tristeza profunda después de una ruptura. Es por lo general, particularmente eficaz durante las fases muy difíciles de la vida relacional.

Luego, la lepidolita te invitará a abrir tu percepción para comprender mejor tu ser querido y las fuentes del conflicto. De esta manera devolverá esta agradable experiencia constructiva para tu crecimiento y será beneficioso para la relación. En el caso de una separación, la lepidolita te apoyará para ir adelante, comprendiendo lo que es importante para ti en una relación amorosa.

Trabajo y abundancia

¡Utiliza la lepidolita para un día de trabajo distendido y eficaz! Su vibración calmante la convierte en una piedra que puedes elegir para calmar el estrés relacionado con la vida profesional.

Si haces frente a una situación particularmente angustiosa o te sientes sumergido/a por las tareas a realizar, aquí tienes un pequeño ejercicio que puedes hacer para encontrar tu calma.

Con una lepidolita en la mano, visualiza una energía violeta emitida por la piedra y que se difunde en ti. Mientras respiras profundamente, pero sin forzar, imagina que esta energía relaja todo tu cuerpo, hasta tus células. Ya sea que te apoye en cualquier circunstancia y te ayude a encontrar soluciones a tus problemas o a actuar serenamente, paso a paso…

Mientras te calma, la lepidolita contribuirá a reforzar tu concentración y atención, favoreciendo una jornada de trabajo también serena y eficaz.

Finalmente, la lepidolita agudizará tus percepciones extrasensoriales y despertará tu intuición. Te ayudará así a anticipar las oportunidades y las mejores elecciones a efectuar para tu carrera.

lepidolita poderes
Lepidolita pulida

¿Cómo utilizar la lepidolita?

La lepidolita y los chakras

Utiliza la lepidolita como soporte de chakras de la cabeza, ya sea el chakra del tercer ojo o el de la corona.

El chakra del tercer ojo es el centro de visión justa y de la percepción. Estimulado por la lepidolita, apoyará tu concentración y tus capacidades de análisis sobre el plano mental. En los planos sutiles, cuando está equilibrado y apoyado por una piedra como la lepidolita, este chakra permite el desarrollo de las facultades extrasensoriales. La lepidolita, actuando sobre el centro de energía, permitirá entonces agudizar tus capacidades de clarividencia y clarisentencia.

El chakra corona es el punto de contacto entre la consciencia individual y la consciencia universal. Es a través de él que se puede percibir como parte integrante de un gran todo. Canaliza nuestra guía superior, ya provenga de nuestros guías, nuestro Yo superior o del Universo. La lepidolita, como soporte de este chakra apoyará por lo tanto el desarrollo de tu consciencia. Animará a la evolución espiritual favoreciendo una percepción más grande, global y compasiva de la existencia.

Llevada en joyas

Lleva la lepidolita en joyas para favorecer a la vez la calma interior y una percepción abierta de tu día a día.

Una pulsera en lepidolita, por ejemplo, calmará el estrés de una jornada cumplida y te ayudará a actuar con intuición y confianza en tus búsquedas personales.

En meditación

Posiblemente medites todos los días para cultivar la serenidad y la paz interior, encontrar la confianza en ti, sanar tus heridas emocionales o incluso conectarte a un guía superior.

Debes saber que la lepidolita te acompañará eficazmente cualesquiera que sea la intención de tu meditación. Te bastará con colocarla cerca de ti durante una sesión y visualizar su vibración envolviéndote y apoyar esta intención en particular…

¿Qué piedras utilizar con la lepidolita?

Utiliza la lepidolita combinándola con el cuarzo ahumado para ayudarte a navegar sobre las aguas enturbiadas de la confusión y de la tristeza. Esta combinación te ayudará a acoger tus emociones difíciles con benevolencia y a evolucionar con ellas.

Además, combinada con la hematita y su energía anclante, el poder calmante de la lepidolita se verá amplificado. Mantén esta combinación sobre ti a lo largo de la jornada para calmar la ansiedad y sentirte completamente confiado.

La lepidolita y los signos astrológicos

Desdel punto de vista astrológico, la lepidolota es comúnmente asociado al signo de Libra. Su poder reequilibrante apoyará la tendencia natural a la armonía de este signo. Ayudará al mismo tiempo a vencer la indecisión y a tomar decisiones claras.

¿Cómo limpiar la lepidolita?

La lepidolita es relativamente frágil, evita los métodos agresivos para su limpieza. Para la recarga de la lepidolita, elige técnicas suaves como la purificación por sonido o el ahumado de incienso, de salvia o de palo santo.

¡Descubre todos los métodos de recarga de piedras en nuestro artículo detallado sobre el tema!

Mis últimas reflexiones sobre la lepidolita

Con la lepidolita a nuestro lado, ninguna dificultad es insoportable. Su presencia consoladora nos ayuda a atravesar las emociones y las fases más difíciles de la vida y a seguir nuestro camino con confianza.

Abriendo nuestros ojos físicos y espirituales, nos invita a largo plazo a poner una mirada justa sobre nosotros mismos, los demás y la existencia. En su compañía, nos hacemos conscientes de nuestras fuerzas, nuestro valor y de nuestra capacidad de vivir una vida de paz y armonía…

¿Este artículo sobre la lepidolita te ha inspirado? ¡Si es así, no dudes en compartirlo entre los tuyos!

¡Síguenos en Facebook!