Blog Karma Yoga Shop

¿Cómo utilizar un huevo de Yoni? 20 preguntas prácticas.

huevos yoni como utilizar

Ahora que ya tienes tu huevo de Yoni tan esperado entre tus manos, puedes tener ciertamente muchas preguntas prácticas. En este artículo completo sobre la utilización del huevo de Yoni, encontrarás respuestas a las preguntas más frecuentemente formuladas de la práctica de los huevos de Yoni.

Prácticamente toda la información sobre los huevos de Yoni está resumida aquí debajo y pueden asimismo aplicarse a las bolas ben wa (bolas de geisha). Si no encuentras la respuesta a tu pregunta después de haber leído esta página, por favor déjanos un comentario debajo del artículo (en anónimo si eres tímida) y añadiremos información al artículo. ¡No lo dudes porque no hay una pregunta que pueda ser estúpida! Si pones una pregunta, hay seguramente otra mujer en el planeta que se plantea la misma. Es gracias a vosotras que estamos creando progresivamente en esta página la última guía de huevos de Yoni. 

Si aún no conoces los huevos de Yoni, lee enseguida nuestro artículo: Huevos de Yoni: el secreto mejor guardado del palacio real chino.

La elección del huevo de Yoni

Si aún no has hecho tu elección, hemos escrito un artículo sobre cómo elegir tu huevo de Yoni. Las 3 preguntas a plantearse son tratadas en este artículo, es decir ¿qué tamaño? ¿qué piedra? ¿perforado o no perforado?

Aquí te resumimos nuestras respuestas a estas 3 preguntas insistiendo en el lado práctico.

¿Cuál es la diferencia de utilizar huevos perforados o huevos no perforados?

Un huevo perforado tiene un orificio en el que puedes insertar un cordel que te permitirá retirar el huevo fácilmente y que te permitirá también asignar un peso en ciertos ejercicios avanzados. Los huevos perforados pueden asimismo ser utilizados sin cordel. Son una excelente elección para las principiantes que quieren estar seguras de poder quitar el huevo de Yoni de forma simple.

Si eliges un huevo perforado, la primera cosa a hacer antes de realizar el ejercicio es atarlo. En Karma Yoga Shop nuestros huevos de Yoni perforados están provistos de una cuerda. Más tarde si quieres puedes cambiar el cordel, puedes utilizar hilo dental no encerado para el cordón ya que es higiénico y desechable (puedes pedirlo por Internet o encontrarlo en una farmacia). Puedes también utilizar una cuerda de pescar como alternativa.

Para empezar elige el huevo perforado si te sientes más cómoda sabiendo que puedes sacarlo en todo momento. Puede ser también útil tener este cordel en el momento que tengas que ir al baño: orina como habitualmente y sostén la cuerda al mismo tiempo. Es muy importante relajar completamente los músculos a la hora de ir al baño. Si el huevo sale solo, esto quiere decir que has hecho suficiente ejercicio por hoy y que es hora de que descanses. Hay chicas que prefieren los huevos no perforados ya que resultan más fáciles de limpiar después de cada utilización. El huevo de Yoni no es simplemente un instrumento de ejercicio de Kegel. Es un objeto sagrado que está ahí para ayudarte a sanar y a transformarte física y emocionalmente. Él está ahí para ayudarte a aprender algo nuevo sobre ti  y para enseñarte, debes escuchar atentamente. Los cristales son los elementos de la tierra de donde provienen  y cada huevo tiene una personalidad propia. Si el huevo permanece en tu interior más tiempo del previsto, espera, relájate y recuerda que está haciendo el trabajo de curación que has pedido. Aprender a tener confianza en el proceso y abandonar el control puede a veces ser una de las cosas más importante a aprender para tener una vida y unas relaciones felices. Con la práctica, ¡aprenderás a expulsar el huevo gracias a las contracciones/relajación de tu Yoni!

¿Con qué tamaño de huevo empiezo?

La talla más pequeña es, la más difícil de sentir el huevo. Por regla general, las mujeres que han parido y las mujeres de más de 50 años deben comenzar por un huevo de gran tamaño. Sino, el tamaño mediano es tu mejor elección. Los huevos pequeños no están destinados a mujeres de pequeño tamaño sino para practicantes experimentadas que tienen control sobre sus músculos y desean progresar en su práctica. Nuestros huevos de Yoni de talla mediana miden 40×25 mm, que es generalmente la mejor medida para comenzar para la mayor parte de las mujeres.

¿Qué cristal elegir?

¡Lo mejor es seguir tu intuición para permitirte guiar por el que te atraiga! Puedes también mirar las fotos de nuestros huevos de Yoni en la tienda y leer las descripciones para saber cual es el que te conviene más.

Si ya habéis comprado varios huevos y te preguntas por donde empezar, te aconsejamos el de jade. Según las enseñanzas de la tradición taoísta, las mujeres debían empezar su proceso de curación con el Jade, después seguidamente pasar a la Obsidiana negra a fin de trabajar su “lado oscuro” y finalmente, para aquellas que se sentían preparadas, podían utilizar el Cuarzo rosa que permite abrir el corazón. Estas piedras han sido utilizadas durante miles de años.

Todo sobre la utilización del huevo de Yoni

¿Cómo limpiar mi huevo de Yoni?

Antes de utilizar el huevo de Yoni por primera vez, asegúrate bien de inspeccionarlo y de que el cristal no se haya dañado durante el envío. En Karma Yoga Shop tenemos cuidado de embalar bien nuestros huevos de Yoni y de enviarlos con amor, así que deberían de llegar en perfectas condiciones.  Ten en cuenta que las grietas internas son normales en muchas piedras (como el cuarzo rosa o la amatista por ejemplo). Sin embargo, si encuentras grietas exteriores (aquellas que puedas notar con tu dedo), quiere decir que el huevo se ha dañado durante el envío. No lo uses y contáctanos de inmediato para devolvérnoslo.

Después de haberlo inspeccionado, lávalo dos veces con agua templada, jabón y déjalo secar al aire. Es preferible utilizar jabón orgánico natural sin perfume para el cuerpo, para pieles sensibles.

Después de haber hecho esto, enjuágalo con agua. Una tercera manera de limpiar el huevo consistiría en poner agua a hervir en una cazuela y luego retirarla del fuego. Deja que el agua se enfríe un poco, deberías de poder meter un dedo. Ahora, puedes poner tu huevo en el agua durante 12-15 minutos. Puedes agregar algunas gotas de aceite de árbol de te si lo deseas. Por favor no hiervas el huevo ya que podría romperse.

Lava bien el huevo antes y después de cada utilización. Es también una buena idea hacer una limpieza energética y una recarga de tu huevo de Yoni antes de utilizarlo por primera vez. De la misma manera que para los cristales, puedes utilizar tu método preferido. Puedes fumar tu huevo Yoni con salvia o con palo santo. Puedes también pasarlo por agua con una clara idea de purificación. O también puedes dejar tu huevo una noche a la luz de la luna. Con una práctica cotidiana, es importante limpiar energéticamente tu huevo de Yoni de forma regular (cada dos o tres días).

¿Cómo insertar mi huevo de Yoni?

Para empezar, no hace falta precipitarse cuando recibas el huevo de Yoni. Puedes empezar por llevar el huevo algunos días en tu bolsillo o dormir con él bajo tu almohada. Cuando te sientas lista puedes insertar el huevo de Yoni, como para todo programa de ejercicios es importante calentar 🙂

Comienza por un masaje en tus senos. Puedes utilizar un foulard o una tela suave. Los masajes de senos y de pezones vigoriza el sistema endocrino y estimula los riñones, donde se almacena la energía sexual. Mientras lo haces, concéntrate en las sensaciones. Lleva tu atención al interior de tu muslo, después por las ingles, el suelo pélvico y la vulva. Cuando te sientas lista y relajada, comienza haciendo círculos alrededor de la abertura vaginal.

Si tienes la necesidad, puedes utilizar cualquier lubricante. Mi preferido es el aceite de coco extra virgen biológico en vez de productos sintéticos. El aceite de coco es calmante y posee propiedades naturales antibacterianas y antifúngicas. Es asimismo relativamente barato y puedes encontrarlo en todos los supermercados o tiendas orgánicas.

La mejor posición para insertar un huevo de Yoni es de pie. Insértalo suavemente empezando por la extremidad más larga. No lo empujes hasta el cuello uterino. Debes empujarlo suavemente, después dejar que tus músculos hagan el resto.

¡Ya lo tienes hecho! 🙂

¿Con qué frecuencia debo usar mi huevo de Yoni?

Aunque los ejercicios de Kegel mejorarán tus resultados con el huevo de Yoni, ¡puedes aprovecharte de sus beneficios simplemente sin hacer nada! ¡El huevo trabaja por propia magia de todos modos!

¿Cuánto tiempo llevar un huevo de Yoni?

Te recomendamos empezar entorno 2 horas, 3 veces a la semana. Es generalmente aconsejable llevarlo un máximo de 12 horas, pero como siempre, haz caso de tu intuición. Es una buena idea sacarlo después de 12 horas para limpiarlo y para que tu yoni descanse.

Sin embargo, si encuentras que tienes molestias al retener el huevo mientras caminas, es mejor que empieces simplemente sentándote con el huevo y sin moverte. Algunas veces por semana durante 10 o 15 minutos (o el tiempo del que dispongas), concéntrate en presionar el huevo y tratar de sentirlo. Muy rápidamente, tu fuerza aumentará y podrás llegar a retenerlo para así ser capaz de caminar con tu huevo Yoni.

¿Puedo hacer ejercicio con mi huevo de yoni?

A diferencia de otros músculos del cuerpo, los músculos del suelo pélvico tienen la capacidad de regenerarse y de repararse rápidamente. Puedes alcanzar cualquier nivel de destreza sin importar qué edad tengas, la única limitación que existe es la de tu deseo y dedicación. Si una de las razones por las que has decidido tener tu huevo es para desarrollar los músculos y hacerlos más fuertes y de recuperar el control, los ejercicios con los huevos de yoni te ayudarán a alcanzar tus objetivos.

Muchos de nosotros no podemos sentir absolutamente los músculos de nuestro suelo pélvico. Algunos de nosotros experimentamos tensiones o dolores y algunos tenemos los músculos tan relajados que demasiada flexibilidad interrumpe nuestro equilibrio pélvico. Cuando te entrenes con tu huevo de Yoni, podrás empezar a sentir, tonificar, fortalecer y movilizar progresivamente tus músculos pélvicos. Progresivamente sentirás más y más tu huevo y podrás apretarlo.

Es importante mencionar que los ejercicios con los huevos de Yoni deben ser abordados lentamente y con precaución. Ejercicios más avanzados podrían y deberían ser realizados por la supervisión de un especialista en suelo pélvico o de un instructor de huevos de Yoni.

Las mujeres que padecen tensiones en exceso o dolores a nivel del suelo pélvico deberían consultar con su médico, ginecólogo, fisioterapeuta o comadrona, antes de embarcarse en los ejercicios de suelo pélvico.

Cada cuerpo es diferente y nosotros sugerimos trabajar con un especialista pélvico o con un especialista de huevos de Yoni, él podrá recomendarte ejercicios con los huevos de Yoni especialmente concebidos para ti.

¿Cómo hacer los ejercicios Kegel con el huevo de Yoni?

Es muy interesante utilizar tu huevo de Yoni para hacer ejercicios Kegel. Un “kegel” es la acción de apretar y relajar los músculos de tu pelvis… piensa en el movimiento que haces cuando debes ir al baño y lo retienes, es como un pellizco.  Al contrario, la relajación sería como hacer pipí.

Te mostramos un entrenamiento tipo Kegel que puedes hacer:

  1. De manera lenta y relajada, contrae progresivamente y mantén un pellizco los músculos pélvicos durante 3 segundos, después relájate durante 3 segundos. Esto equivale a una repetición.
  2. Hazlo 10 veces seguidas, una vez al día para trabajar en tus fibras musculares una contracción lenta, que mantienen el soporte muscular general.
  3. Después de cada serie de 10 repeticiones lentas, añade 10 repeticiones a presión rápida. Para hacerlo, repite las etapas 1 y 2, pero en vez de descansar durante 3 segundos,  hazlo durante 1 segundo, luego suelta. Esto hace que las fibras musculares “a contracción rápida”  entren en juego y  que experimentes un aumento repentino de la presión pélvica.

Para la primera serie de contracciones lentas, aumenta tu tiempo de contracción de un segundo cada semana hasta que hagas una contracción de 10 veces 10 segundos. No olvides descansar y respirar entre las contracciones. Este ejercicio es el que aporta más beneficios, así que te lo recomendamos encarecidamente.

¿Cómo practicar el Yoni Yoga?

Implicará practicar tu sesión de yoga tradicional con el bonus adicional de insertar tu huevo de Yoni antes de comenzar y de retirarlo una vez que hayas acabado.

El Yoni Yoga está compuesto de técnicas físicas (llamadas posiciones) que se concentran en los músculos pélvicos combinados con un trabajo de respiración meditativa y a conexión uterina. El Yoni Yoga es utilizado para reforzar, aliviar y promover un espacio uterino saludable,  así como para aumentar la toma de conciencia y la conexión con la energía femenina mientras se abandona al tiempo permite que una persona esté presente consigo misma, activando su energía sexual para permitir la liberación de todos sus bloqueos.

¡El yoga Yoni puede realizarse con o sin el huevo de Yoni! Utilizando el huevo de Yoni mientras practicas, obtendrás un ejercicio físico más profundo y un trabajo espiritual más importante activando las energías metafísicas. Si eliges utilizar tu huevo de Yoni, concéntrate en la contracción y la liberación de músculos de tu suelo pélvico al mismo tiempo que respiras dentro de la postura. En cada postura de yoga, concéntrate en la respiración controlada  y profunda mientras estableces una conexión consciente con tu espacio uterino. Te recomendamos encarecidamente encontrar un profesor de Yoni Yoga su quieres ir más lejos con esta práctica.

No puedo mantener el huevo dentro, ¿qué debo hacer?

No te preocupes, es muy normal, ya que la mayor parte de nosotras nunca hemos ejercitado nuestros músculos vaginales previamente. ¡No te desanimes! Todos los grandes logros comienzan con un primer paso. Una vez que comiences a entrenar, podrás progresar rápidamente.

Si te has dado cuenta de que tienes molestias al retener el huevo mientras caminas, comienza simplemente por sentarte mientras está en tu interior varias veces a la semana de 10 a 15 minutos (o por el tiempo que dispongas). Concéntrate en el huevo e intenta sentirlo realizando una contracción. Si no notas ningún movimiento físico, puedes concentrarte en la región pélvica e imaginar que lo agarras. Esto empezará a involucrar a la parte del cerebro responsable del control de estos músculos. Sé paciente contigo misma. Puede ser que estés tomando conciencia de estos músculos por primera vez en tu vida y esto te tome un tiempo y práctica. Tu suelo pélvico puede también revelar una debilidad o una tensión a nivel físico, energético y emocional.

¡Practicar con tu huevo de Yoni te puede ayudar mucho! Te recomendamos que consultes con un fisioterapeuta especializado en reeducación pélvica o un instructor de huevos de yoni para ayudarte a guiarte a través de ejercicios que pueden tratar tu situación específica.

No siento el huevo, ¿es normal?

Es del todo normal, no está destinado a sentirse en todo momento. De lo contrario sería demasiado molesto usarlo. El huevo de Yoni está ahí para ayudarte a tomar conciencia del funcionamiento interno de tu vagina y de tu punto G. Usándolo, simplemente, podrás aumentar la sensibilidad y obtener más control. Notarás que te comprometerás con los músculos de tu Yoni o que estás en ciertas posiciones de tu cuerpo que te permite sentir el huevo más intensamente.

En lugar de vibradores que debilitan los sentidos con el tiempo y que te obligan a estar más y más estimulada, las bolas ben wa o huevo de yoni te ayudará a ser más sensible. Dale simplemente un “abrazo” a  tu huevo mientras realizas una contracción y notarás su delicada presencia.

“El verdadero viaje del descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos” – Marcel Proust

¿Recomiendas hacer halterofilia vaginal?

La halterofilia vaginal consiste en colgar un peso en el extremo de la cuerda que cuelga de tu huevo de Yoni a fin de entrenarlo para que pueda retener el huevo. Es un poco como el CrossFit – algunas personas no creen a ciegas en él, mas si no lo has hecho en tu vida, ¡puede ser traumático!

Los ejercicios de halterofilia vaginal son una práctica antigua y ¡pueden ser muy poderosos! Las mujeres que eligen esta práctica han estado utilizando habitualmente el huevo de yoni por al menos dos años, conocen muy bien su cuerpo y sienten la necesidad de aumentar el peso de su práctica habitual. De lo contrario, este tipo de práctica puede ponerte en peligro de dañar el cableado nervioso y los músculos de tu sistema pélvico.

El huevo de Yoni es una práctica femenina, actúa como un proceso y no como un objetivo. La última motivación el deseo de ser “mejor, más rápida, más fuerte” y de poder  levantar cantidades excesivas de peso con tu vagina puede estar motivado por el sentimiento de que debes competir con las demás, lo cual es de naturaleza masculina. Recuerda que ya eres suficiente y elige aprovechar el proceso. Ejercicios avanzados para huevos de yoni pueden y deben ser practicados bajo la supervisión de un especialista de órganos pélvicos o de un instructor de huevos de yoni.

¿Cómo expulsar el huevo?

El huevo de Yoni puede salir todo solo mientras o después de tu entrenamiento o cuando tú te levantes por la mañana después de haberlo usado por la noche.  Debes saber que tu yoni estaba listo para salir y relajarse.

Si deseas liberarlo voluntariamente, puedes sentarte en el borde de una silla o ponerte en cuclillas con la mano lista para atrapar el huevo. Relájate como cuando vas al baño (Ten en cuenta que el huevo puede salir inadvertidamente cuando relajes la vejiga o los intestinos, ¡así que prepárate para cogerlo!)

Si llevas el huevo perforado con una cuerda, puedes tirar suavemente del cordel mientras empujas. No lo hagas con fuerza, sino lentamente y al ritmo de tu respiración, evita generar sensaciones desagradables.

El huevo está bloqueado, ¿qué debo hacer?

En primer lugar, ¡no pierdas la calma! Ten la seguridad de que el huevo no puede viajar muy lejos, no pasará jamás el cuello del útero al fondo de la vagina.

Relájate, confía en el proceso y utiliza esta situación como una oportunidad de conocer mejor tu cuerpo y de permitir al cristal hacer su trabajo de sanación. Es un momento ideal para meditar, para escuchar tus pensamientos y emociones.

Para facilitar la expulsión del huevo, añade un poco de lubricante como el aceite de coco o tu lubricante preferido. Respira profundamente y relájate. Ponte en cuclillas o siéntate en el inodoro, pero estate preparada para coger el huevo si no estás usando ropa interior que lo pueda sostener. Puedes ayudar el huevo a salir introduciendo tu dedo. Sé suave, no empujes demasiado y evita crear sensaciones molestas.

Los músculos vaginales tienen tendencia a contraerse inconscientemente bajo el efecto del estrés. Así que, si estás relajada, esto ayudará a que el huevo salga rápidamente. Ten en cuenta que no te hará daño si el huevo permanece en el interior durante 24 horas. Algunas parejas lo utilizan incluso de manera segura durante las relaciones sexuales para aumentar el placer de ambos miembros.

¡Continúa entrenando y pronto sabrás como expulsarlo cuando tú desees!

Si no te sientes cómoda con el huevo no perforado ya que querrías poder retirarlo por decisión propia, puedes comprar un huevo perforado en el que puedas insertar una cuerda. Los huevos perforados pueden también ser utilizados sin cuerda.

No utilices nunca un huevo en tu recto – contrariamente a la vagina puede quedarse atrapado en ese lugar y entonces estarías en problemas.

¿Qué hacer si el huevo se cae al inodoro?

Durante el día, trata de recordar cuando vas al baño. El huevo puede salir inadvertidamente cuando estás aliviando tu vejiga o tus intestinos, ¡así que estate preparada para atraparlo!

Sin embargo, si lo has olvidado y se ha caído dentro del inodoro, que no te avergüence, ¡esto nos ha pasado a las mejores de nosotras!

Inspecciona el huevo por las grietas. Si está intacto, puedes continuar utilizándolo después de haberlo lavado y esterilizado.

¿Puedo, en su lugar, practicar con las bolas de Kegel?

Prácticamente todos los ejercicios que puedes realizar con un huevo de yoni se aplican a las bolas de kegel. Sin embargo, con un huevo de yoni, combinas ejercicios físicos con las propiedades curativas de los cristales.

No olvides que los juguetes sexuales vendidos en tienda no son, desgraciadamente, reglamentados o testados por su toxicidad. Los materiales utilizados por ciertos fabricantes pueden ser tóxicos para tu cuerpo. Cuando compres las bolas de Kegel o ben wa, es preferible comprarlas en la farmacia o comprar las bolas de cristal o de acero quirúrgico. Recuerda siempre investigar por ti misma. Puedes encontrar también bolas ben wa en obsidiana negra natural, que es un cristal volcánico. Esta piedra natural es un material utilizado durante miles de años. Es fácil de limpiar y a nuestro conocimiento, sin peligro.

¿Quién no debe entrenar con un huevo de Yoni?

No utilices un huevo de Yoni durante el embarazo. No quieras empujar o sacudir el útero durante el embarazo, ni liberar energías de antiguos traumas o estimular tejidos que puedan crear contracciones y comprometer tu embarazo. Si ya has desarrollado una práctica eficaz de los huevos de yoni y has practicado regularmente durante 6 meses antes de la concepción, puedes hacer una excepción. Sin embargo, en estos casos recomendamos ejercicios muy pasivos, yoni yoga y te aconsejamos consultar a tu comadrona o a tu equipo de atención médica. El huevo de Yoni es una práctica maravillosa para realizar después del parto. Te sugerimos que consultes a tu profesional sanitario para saber si puedes hacerlo con total seguridad. Háblalo con tu comadrona o con tu fisio de reeducación perineal.

No utilices el huevo si tienes un dispositivo intrauterino (DIU). El movimiento del huevo puede empujar el DIU y desplazarlo de su lugar. El hilo del huevo de yoni puede también enredarse con los hilos del DIU. La utilización de un huevo de Yoni con el de un DIU puede reducir su eficacia como dispositivo anticonceptivo.

Para las mujeres con todo tipo de infecciones internas (inflamación del cuello uterino, útero u ovario), o de fiebre, se aconseja no practicar con un huevo de Yoni hasta que los síntomas no desaparezcan. Las mujeres no lo deben practicar con heridas abiertas o ampollas.

No utilices el huevo de Yoni si tienes un prolapso de la vejiga, vagina o del recto. Aunque no sea explícitamente peligroso para tu salud, nosotros no te lo recomendamos.

No te aconsejamos  que utilices el huevo de Yoni durante la regla. Es mejor dejar espacio para que tu útero pueda liberar la sangre mensual sin añadir estímulos adicionales.

Si tienes un problema de salud preexistente no mencionado aquí, en particular que afecte a tu suelo pélvico y tus órganos pélvicos, por favor pide consejo a tu médico antes de empezar a practicar con el huevo de Yoni.

¿Debería utilizar el huevo de Yoni durante la regla?

No te recomendamos que utilices tu huevo de Yoni durante la regla. Mejor dejar espacio a tu útero para liberar la sangre mensual sin añadir estímulos adicionales

Dicho esto, no resulta ser un problema particular para la salud el hecho de  llevar el huevo de Yoni durante tu regla. Es una decisión debes tomar tu misma – confía en tu intuición. Si te sientes cómoda utilizándolo durante el tu periodo, ¡adelante! Asegúrate de limpiar bien el huevo antes y después de cada utilización, ya que estás más susceptible a las infecciones durante este periodo del mes. No lo lleves más tiempo que un tampón para permitir que la sangre pueda salir del cuerpo regularmente.

Mi piedra se ha fisurado o se está empezando a desmoronar.  ¿Aún puedo usarla?

Las fisuras internas que ves en la piedra son normales. Si, sin embargo, si el huevo empieza a desconcharse, desmoronarse o posee fisuras externas (fisuras que puedes notar con tu dedo), la integridad de la piedra está entonces comprometida (este riesgo puede darse si el cristal ha caído sobre una superficie dura). En este caso, por favor, deja de utilizar el huevo inmediatamente.

Ten en cuenta también que no tratamos los cristales con resinas y que, debido a la naturaleza del cristal, la mayoría de piedras presentan pequeñas hendiduras en su superficie. Las marcas y los rasguños superficiales son aceptables si no tienen bordes afilados. Pasa simplemente tu dedo por encima a fin de verificar que no hay nada  abrasivo o cortante.

Huevo de Yoni y condiciones preexistentes

Por favor no utilices el huevo de Yoni si tienes un prolapso en la vejiga, vagina o en el recto. Aunque las prácticas relativas a los huevos de Yoni puedan ayudar a prevenir estas afecciones, no te recomendamos que las hagas si tus órganos están ya prolapsados.

Consulta un especialista pélvico, un osteópata especialista en este tipo de problemas o un fisioterapeuta para un tratamiento manual y entrenamiento de músculos y ligamentos específicos a tratar a fin de curar estas afecciones.

No utilices el huevo de Yoni si tienes una infección de tus órganos pélvicos. La infección debe ser tratada y curada antes de empezar la práctica.

Si tienes un problema de salud preexistente no mencionado aquí, en particular uno que afecte a tu suelo pélvico y órganos pélvicos, por favor pide consejo a tu médico antes de empezar la práctica con el huevo de Yoni. Un consejo médico te permitirá empezar la práctica con serenidad.

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes una pregunta que no está en esta lista, por favor escríbela en los comentarios de más abajo (¡incluso de manera anónima si eres tímida!), esto nos permitirá responderte y las mujeres que tengan la misma pregunta encontrarán la respuesta gracias a ti.

Hemos pasado mucho tiempo escribiendo este artículo así que esperamos que hayas aprendido algo interesante y que puedas aconsejar a tus amigas cuando tengan dudas acerca de los huevos de Yoni.

Te recordamos que también en nuestra tienda tenemos una gran oferta de huevos de Yoni de todos los tamaños y en versión perforada o sin perforación.

¡Disfruta de tu práctica! 🙂

6 comentarios

  • Tuve una hysterectomy radical y me gustaría saber si los huevos de Yoni me beneficiarían en algo para aliviar las secuelas de la cirugía gracias.

    • Hola, Bertha,

      Gracias por tu consulta.
      Te aconsejamos que le preguntes a tu médico para que pueda evaluar tu caso.

      Que tengas un feliz día 🙂

  • Hola. . me gustaría saber si se pueden utilizar con anillo anticonceptivo, supongo q sí, q no interfiere, pero prefiero asegurarme. gracias.

    • Hola, Lidia,

      Primero de todo gracias por tu consulta. Lo mejor es que lo consultes con tu ginecóloga/o para así tener una respuesta concreta ya que tendrá en cuenta tu situación personal. Sin embargo, la práctica con el huevo de Yoni debería ser compatible. El anillo anticonceptivo se desliza al fondo de la vagina entorno el cuello uterino por lo tanto podrías utilizar tu huevo de Yoni sin problemas para tus ejercicios.

      Que tengas un buen día 🙂

  • Hola! Ha aparecido un mi jardin de forma mágica mientras investigaba este tema una piedra redonda completamente suave, como un huevo pero no es un cristal. Quiero preguntatos si se puede utilizar para este tipo de practicas

    • Hola, Lupe,

      Gracias por tu comentario. Te aconsejamos que por temas de seguridad utilices solamente piedras destinadas para el uso específico que tienen, como es el caso de los huevos de yoni. Te animamos a que eches un ojo a nuestra selección de huevos de yoni => https://es.karma-yoga-shop.com/collections/huevos-yoni

      Que tengas un bonito día 🙂

¡Síguenos en Facebook!